Publicado 06/04/2021 17:52CET

Un total de siete muertos en la carretera en Andalucía en Semana Santa, la cifra más alta desde 2018 pese al cierre

Control de tráfico de la Guardia Civil.
Control de tráfico de la Guardia Civil. - GUARDIA CIVIL

MADRID/SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 32 personas han perdido la vida en las carreteras españolas esta Semana Santa, entre las 15,00 horas del viernes 26 de marzo y las 23,59 del lunes 5 de abril, de las que siete han sido en Andalucía, lo que supone el dato más alto desde 2018 pese al cierre perimetral decretado en la Comunidad y a nivel interprovincial y la mayor cifra regional de personas que han perdido la vida.

Así lo ha dado a conocer este martes la Dirección General de Tráfico (DGT), que ha puesto de relieve que esta Semana Santa ha sido distinta a la del año pasado, en la que todos los ciudadanos permanecían confinados en casa y diferente también a la de años anteriores ya que no se han podido realizar viajes de largo recorrido debido a los cierres perimetrales establecidos para evitar la propagación del coronavirus.

Así, a nivel andaluz, estas siete personas muertas suponen tres fallecimientos más que los cuatro registrados en 2020 o que los también cuatro fallecidos en 2009. Sin embargo, en 2018 también se registró una cifra mayor, ocho fallecimientos, frente a los cuatro de 2017 y los tres de 2015 y 2016.

Además, se trata de la región con más muertes por accidente de tráfico, seguida de la Comunidad Valenciana (cinco), Castilla y León (cuatro), Galicia (tres), Cataluña (dos), Navarra (dos), Aragón (una), Asturias (una), Baleares (una), Extremadura (una), Madrid (una), Murcia (una), La Rioja (una) y País Vasco (una).

A nivel nacional, las 32 personas muertas suponen cinco fallecidos más que en 2019 y la cifra más alta registrada desde 2016, pese al cierre perimetral entre comunidades autónomas decretado por la pandemia. Además, en 2021, otras 97 personas heridas han tenido que ser hospitalizadas.

Las cifras de Tráfico, recogidas por Europa Press, apuntan que los accidentes mortales se han concentrado especialmente en fin de semana (14 el primer fin de semana y 9 el segundo) y que las carreteras convencionales siguen siendo las más peligrosas, ya que casi el 70% de los fallecidos lo han hecho en este tipo de vías.

Además, los accidentes han estado diseminados por toda la geografía española y ningún tramo provincial de carretera ha acumulado más de un accidente mortal.

Por otro lado, los datos de la DGT indican que el 50% de las víctimas mortales se encontraban en el grupo de edad de 35 a 54 años y dos de los 14 ocupantes de turismo o furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente.

"Estos datos suponen una llamada de atención a todos los conductores para que extremen la precaución al volante. No se puede bajar la guardia, porque cada comportamiento en carretera tiene un efecto en cadena con el resto de usuarios de la vía", ha manifestado el departamento que dirige Pere Navarro.

El 47% de los fallecidos eran usuarios vulnerables de la vía (dos peatones, un ciclista y 12 motoristas). Según ha destacado la DGT respecto a los motoristas, los datos muestran un perfil claro del accidente mortal tipo, ya que once de ellos se han producido en sábado o festivo, diez en carretera convencional y en once de ellos han sido por salida de vía, caída o vuelco, lo que significa que el motorista iba solo. El 67% de los fallecidos tenía entre 30 y 50 años.

En relación con la movilidad por carretera, como consecuencia de las restricciones para evitar la propagación de la COVID-19, durante este periodo vacacional se han producido 8,1 millones de desplazamientos, una reducción de un 46%, comparándolo con los registrados en la Semana Santa de 2019.

No obstante, ha habido movilidad por carretera con desplazamientos cortos en el día a zonas de esparcimiento, espacios naturales de playa y montaña que han tenido también un reflejo en los datos registrados de acceso a ciudades donde estos desplazamientos se han reducido un 15%. Respecto a los movimientos transfronterizos, estos se han reducido en un 58%.

Contador