Transportistas andaluces exigen ayudas por la quiebra de Thomas Cook

Publicado 24/10/2019 18:36:17CET
Imagen de un autobús con el logo de Thomas Cook.
Imagen de un autobús con el logo de Thomas Cook. - FEDINTRA - Archivo

SEVILLA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación Independiente de Transportistas de Andalucía (Fedintra) ha realizado un llamamiento para que no se discrimine "con el resto de comunidades a la hora de atribuir subvenciones, ayudas y líneas de crédito para paliar los daños económicos de la quiebra de Thomas Cook en el sector turístico".

Así lo ha apuntado la federación en un comunicado en el que apunta que, "de las ayudas previstas" por el Gobierno central "en casi 800 millones de euros para todo el país, no se especifican en qué grado aliviarán a las empresas andaluzas del transporte de viajeros por carretera", y los profesionales ven "un agravio comparativo con las subvenciones directas ya asignadas en Canarias y Baleares".

Las ayudas, según la federación, se basan en acciones fiscales y legislativas como la prolongación del periodo de contratación de fijos discontinuos, la ampliación de la bonificación del 50% en las cotizaciones sociales durante dos meses más, 200 millones en préstamos para las empresas afectadas y reducciones del 12% en las tasas de ruta de Enaire y exenciones en las tasas comerciales de Aena.

A estas medidas se le unen un crédito de 500 millones de euros financiado por el ICO, según la federación de transportistas andaluces, que reclaman que "en Andalucía también se dedique, como en las regiones insulares, ayudas directas a la mejora de infraestructuras y a planes de empleo".

En Canarias y Baleares "estas partidas alcanzarán hasta los 23 millones de euros, mientras que no se especifica si habrán partidas directas para Andalucía, donde las pérdidas se calcularon, sólo en el sector del transporte de viajeros por carretera, en 2,8 millones de euros", según Fedintra, desde donde apostillan que, además, se estimaban unos ingresos previstos para 2020 en el sector, gracias a este touroperador, de once millones; los cuales "no se podrán obtener tras la quiebra del gigante inglés".

"Lo que más preocupa al sector, además de las pérdidas en sí, es que las administraciones tomen cartas en el asunto para varias cuestiones", como que "se habilite un fondo de garantías para que estas pérdidas se puedan compensar en el futuro", así como se reclama que las empresas operadoras de transporte sean "tenidas en cuenta como las plataformas hoteleras o de restauración para analizar la situación acontecida, prever acontecimientos similares en el futuro y trabajar de forma conjunta para que otros touroperadores absorban la carga de paquetes turísticos que gestionaba Thomas Cook".

Las cifras de las principales comunidades afectadas se tornan en "un global nacional de 45 millones de euros en pérdidas, para una estimación de reducción de ingresos de 80 millones de euros", según Fedintra, que avisa de que el transporte discrecional de viajeros por carretera sufre "un duro golpe", en un subsegmento económico que factura al año más de 1.300 millones de euros, con un empleo directo que ronda las 22.000 personas y mueve a más de 204 millones de viajeros al año en España, según detallan.

Para leer más