Publicado 17/01/2022 12:28

La AMPA del colegio Argantonio de Castilleja de Guzmán (Sevilla) se opone al "cierre" y ve "falta de transparencia"

Imagen del colegio Argantonio
Imagen del colegio Argantonio - AMPA CEIP ARGANTONIO

CASTILLEJA DE GUZMÁN (SEVILLA), 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio público Argantonio de Castilleja de Guzmán (Sevilla) ha manifestado este lunes su oposición al "cierre" de este centro que plantearía la Consejería de Educación en el marco de una reorganización del mapa educativo de la localidad, avisando además de que pesa una "falta de transparencia" sobre la operación planeada por la Administración educativa.

La AMPA expone en un comunicado que el colegio Argantonio, estrenado en 2003, tiene 144 niños matriculados y "decenas de proyectos educativos en marcha", entre ellos el programa europeo Erasmus Plus, siendo uno de los tres CEIP de la provincia de Sevilla que han logrado la acreditación de este programa, toda vez que "a pesar de haber bajado notablemente la natalidad, mantiene todas sus líneas ocupadas, acogiendo a niños de otras localidades atraídos por el proyecto educativo, entorno acogedor y buen hacer".

En 2021, según la AMPA, la delegada territorial de la Consejería de Educación, María José Eslava, planteaba una reorganización del mapa educativo de Castilleja de Guzmán con el cierre de los dos actuales colegios al objeto de promover "un nuevo colegio con código nuevo en las instalaciones del CEIP Monteolivo, donde se uniría el alumnado de varios centros", con la creación además de un instituto de educación secundaria en el actual edificio del Argantonio.

Pero a día de hoy, "sobre la promesa del instituto no existe ningún proyecto técnico, todavía se encuentra en estudio jurídico para ver su viabilidad" y pesa una "absoluta falta de transparencia y voluntad por parte de la Delegación Territorial de Educación respecto al futuro" del colegio Argantonio, lo que lleva a la AMPA a criticar que María José Eslava "no haya atendido" sus peticiones de reunión como parte afectada directa del supuesto cierre", la primera de ellas en abril del año pasado. "La callada ha sido la única respuesta que hemos obtenido", lamentan.

"Somos conscientes de que la unión de ambos centros provocará una masificación de niños en las aulas que aumentará su ratio justo en el peor momento, cuando el Gobierno pide distancia de metro y medio entre alumnos por la actual pandemia en la que nos encontramos", enfatiza la AMPA, cuyo presidente, Urko Lerchundi, avisa de que "todo el procedimiento se está haciendo de espaldas a la comunidad educativa y sin argumentos educativos o técnicos que justifiquen el cierre" de este colegio.

Más información