Publicado 11/04/2021 11:45CET

El Ayuntamiento de Sevilla restaurará la glorieta de Más y Prats del Parque de María Luisa

Visita del alcalde al Parque de María Luisa para comprobar los trabajos de restauración en las Victorias Aladas
Visita del alcalde al Parque de María Luisa para comprobar los trabajos de restauración en las Victorias Aladas - AYTO

La intervención, en el marco del plan de recuperación del patrimonio, cuenta con 45.400 euros de inversión

SEVILLA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Área de Parques y Jardines de la Delegación de Transición Ecológica y Deportes, acometerá la restauración de la glorieta dedicada al literato y periodista ecijano Benito Más y Prats en el Parque de María Luisa, diseñada por el arquitecto regionalista Aníbal González en 1925.

Esta intervención, que cuenta con un presupuesto de 45.363,26 euros, se enmarca en la estrategia municipal para la mejora del patrimonio artístico de este espacio verde y, en general, de recuperación y puesta en valor del patrimonio de la ciudad, según explica en una nota de prensa.

En concreto, las obras de la glorieta, deteriorada por el paso del tiempo y actos vandálicos, permitirán la recuperación de todas las piezas entalladas y los
elementos cerámicos perdidos y la restauración de las fábricas aplantilladas y el
conjunto de la azulejería, además de la limpieza y reparación del busto del poeta,
según consta en el proyecto ya licitado.

"En estos momentos, confluyen dos importantes intervenciones patrimoniales en el
Parque de María Luisa: la de la Glorieta de Benito Más y Prats y la última fase de la restauración de las 16 esculturas de las Victorias Aladas existentes en la Plaza de América, a las que se ha destinado un presupuesto conjunto de 389.683 euros para
devolverles el diseño original de 1914", ha destacado el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara.

En este sentido, a lo largo de los últimos años, se ha desplegado una amplia estrategia municipal de rehabilitación y puesta en valor del patrimonio histórico del Parque de María Luisa, que ha tenido sus principales ejemplos en la recuperación del conjunto escultórico de la Glorieta de Bécquer, al que se ha devuelto su diseño original, la restauración de las fachadas del Pabellón Real, la restauración integral de las esculturas de las niñas de las Fuentes de las
Palomas o la reparación del puente de la Isleta de los Patos, entre otras actuaciones, según ha enumerado el delegado.

Asimismo, Guevara ha detallado que, con esta nueva actuación, en los últimos cinco años y medio las inversiones en el Parque de María Luisa para mejorar su patrimonio histórico y vegetal y sus infraestructuras y viarios rozan los 4,5 millones de euros, con iniciativas tanto del Servicio de Parques y Jardines como de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente. "Y ya estamos preparando también los proyectos para rehabilitar el Pabellón de Telefónica y para la conversión del Pabellón Real en museo de Aníbal González y el regionalismo", ha agregado.

LA GLORIETA

La glorieta de Benito Más y Prats es una glorieta semicircular que remata los arranques de su arco con dos pilares que acogen sendas librerías y se acaban con una labor entallada barroca. En la clave del arco se ejemplariza un pequeño monumento, con basa inferior y hornacina, con un busto de cuerpo redondo, en mármol blanco, del homenajeado.

El diseño del conjunto está en la línea con el de los bancos del acceso al Pabellón Real, con bases cerámicas vidriadas sobre fábrica de ladrillo aplantillado y respaldo de hierro forjado. Los vidriados cerámicos los realizó Enrique Orce Mármol. Sin embargo, los asientos de los bancos debieron perderse pronto y Manuel García Montalván realizó la sustitución. La pintura cerámica plana o pisana, llamada así por su introductor en el XVI, Francisco Niculoso Pisano, introduce una técnica nueva en el tratamiento del vidriado cerámico en España que se produce desde Sevilla: una base a vidriar sobre la que se pinta al agua.

Enrique Orce Mármol, realizó una composición específica singular con roleos intercalados, donde reproduce escenas de costumbres basadas sobre todo en los cuadros que se realizaban en aquel momento por los mejores artistas sevillanos, e incluye pequeños paneles con escenas de la novelística del homenajeado. En el cuerpo central, bajo el busto, dos figuras infantiles sostienen un ovalo con los escudos de Sevilla y Écija.