Publicado 16/06/2021 14:05CET

La Comisión de Patrimonio avala el proceso para declarar BIC el San Pedro de Murillo expuesto en Los Venerables

Archivo - El lienzo San Pedro Penitente de Murillo
Archivo - El lienzo San Pedro Penitente de Murillo - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Cultura, ha informado favorablemente sobre la reciente resolución de dicho departamento autonómico para la incoación del procedimiento de inscripción del cuadro San Pedro Penitente, pintado en 1675 por Bartolomé Esteban Murillo y expuesto en el antiguo Hospital de los Venerables, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como bien de interés cultural (BIC) con categoría mueble.

El cuadro es obra de la época de madurez de Murillo y muestra claramente las características de ternura y suavidad de colorido que son marca del artista.

Además, es característica de este periodo maduro la abundancia y movimiento de los plegados de las telas que, junto con la disposición compositiva general y el excelente rostro del santo, consigue una de sus obras dedicadas a la penitencia y al arrepentimiento más logradas.

El lienzo está rodeado por una importante moldura tallada con calados, que ya en su época fue inventariada por Justino de Neve, coetáneo y mecenas del pintor.

En suma, esta pintura es una muestra de excelencia en cuanto a la ejecución pictórica, testimonio de la reutilización por un Murillo maduro de modelos de representación tradicionales, pero despojados de cualquier arrebatamiento espiritual porque el artista impone la serenidad característica de sus pinceles.

En paralelo, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha informado favorablemente respecto a sendos informes redactados por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) para la conservación del Volumen 2 (1517-1529) de las Actas Capitulares del Concejo de la Villa de Marchena, y del Plano de la villa de Marchena de L.A. Coullaut Boudeville, de 1899, ambos depositados en el Archivo Municipal de Marchena.

El Volumen 2 de las Actas Capitulares del Concejo de la Villa de Marchena es el documento más antiguo de dicha localidad junto con el libro de actas precedente y primero de la colección.

El Plano de la villa de Marchena de L.A. Coullaut Boudeville, hallado accidentalmente en 2020 por un vecino de la localidad, es de su lado una fuente documental para conocer la evolución del trazado urbano de Marchena desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX, coincidiendo con una etapa de grandes cambios debido a los avances en las infraestructuras de las ciudades y la instalación de iluminación eléctrica en todo el municipio.

El documento está firmado el primer día de agosto de 1899 por el ingeniero de origen francés Louis Alfred Coullaut Boudeville, quien recaló en Andalucía para participar en las obras de canalización del Guadalquivir y el ferrocarril Sevilla-Cádiz.