Actualizado 08/03/2021 13:25 CET

Los ediles de Cs en Bormujos (Sevilla) renuncian a sus competencias y rompen el pacto con el PSOE

SEVILLA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla), Manuel Romero, ha registrado este lunes un escrito renunciando a la Primera Tenencia de Alcaldía y a las delegaciones municipales que ostentaba, extremo acometido igualmente por sus compañeros de grupo, dando por "finalizado" el acuerdo de gobierno mediante el cual la formación naranja cogobernaba la localidad junto al PSOE con el socialista Francisco Molina como alcalde, según dicho escrito recogido por Europa Press.

   En el documento, Manuel Romero justifica esta decisión por la "negativa" del alcalde a dimitir por el juicio que afronta por un presunto delito de prevaricación a cuenta de la autorización de unas obras en una nave municipal pese a contar con informes desfavorables de la Intervención y del arquitecto municipal, un juicio promovido además contra la edil de Obras Públicas, la también socialista Carmen Garfia.

   Después de que Cs reclamase insistentemente al alcalde y al PSOE la renuncia del mismo y de su edil de Obras Públicas a cuenta de su situación judicial para garantizar la gobernabilidad, Romero defiende que Cs ha realizado "todos los esfuerzos" posibles "para dar estabilidad a este gobierno, habiendo sido infructuosos todos los ofrecimientos" para una salida a la situación.

"RONDA DE CONTACTOS"

   Recientemente, y a cuenta de tal extremo, Romero anunciaba "una ronda de contactos" con los grupos para "garantizar un gobierno limpio" en Bormujos, mientras Francisco Molina, de su lado, viene avisando de una campaña de "acoso y derribo" promovida a su entender por el PP en su contra para desencadenar una moción de censura, acusando a Cs de haberse unido a dicha campaña, toda vez que PP y Vox le han reclamado también su dimisión por el juicio que afronta.

   Ambos partidos, el PSOE y Cs, conformaron un gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Bormujos después de que no prosperase el acuerdo promovido tras las elecciones municipales de 2019 para que el PP, Cs y Vox superasen la nueva mayoría simple cosechada por el PSOE, que finalmente revalidó la Alcaldía en la sesión de investidura como fuerza más votada.

EL "INMOVILISMO" DEL ALCALDE

   En su escrito, Manuel Romero atribuye así la ruptura del pacto de gobierno al "inmovilismo" del alcalde pese a la situación judicial que afronta y "la priorización de sus intereses personales y de partido frente a las necesidades de estabilidad en el gobierno", ante lo cual Cs no tiene "otra salida" que romper el acuerdo de gobierno con la renuncia de sus ediles a sus competencias delegadas, extremo que deja al PSOE gobernando en minoría.

   Francisco Molina, de su lado, había insistido antes de la ruptura del pacto de gobierno en que la "trama" política tiene "origen" en septiembre del año pasado, cuando "el PP ofreció la Alcaldía a Cs con una moción de censura", tras lo cual durante estos meses, a su entender, las fuerzas de derechas "han ido construyendo un relato y una argumentación" para consumar la moción de censura, expulsar al PSOE del poder y promover "un pacto trifachito" entre el PP, Cs y Vox.

Para leer más