Publicado 13/01/2016 12:33CET

Desarticulado en Dos Hermanas (Sevilla) un clan acusado de vender drogas

Pistola hallada al desarticular un clan que vendía droga en Dos Hermanas
EUROPA PRESS/POLICÍA

SEVILLA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desarticulado un presunto grupo criminal constituido por un único clan familiar supuestamente dedicado a la producción y venta de sustancias estupefacientes en la localidad de Dos Hermanas (Sevilla). Los tres integrantes de este grupo --una madre y sus dos hijos mayores de edad -- "contaban con una sólida infraestructura que les permitía producir la droga y distribuirla entre los potenciales consumidores".

Los miembros del clan supuestamente estaban especializados en la producción y distribución en exclusiva de marihuana y hachís y para ello contaban con una vivienda dedicada al cultivo y tratamiento de esta planta; y otra, utilizada para la venta de la droga, según ha informado la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a raíz de la prevención de delitos relacionados con el tráfico de sustancias estupefacientes que permitió detectar la actividad ilegal de una madre y sus dos hijos que supuestamente vendían marihuana y hachís en un domicilio de la localidad de Dos Hermanas.

No obstante, y pese a haberse iniciado ya una investigación en torno a este clan familiar, un incendio se produjo en el domicilio que estas personas habían habilitado como punto de venta del estupefaciente lo que obligó a los agentes a intervenir auxiliando a sus moradores y descubrieron en el interior del inmueble casi 200 gramos de hachís dispuestos en porciones para su venta.

Los investigadores, una vez que tuvieron conocimiento de estos hechos y tras identificar a los integrantes de este clan familiar, iniciaron la fase operativa de la investigación para proceder a la detención y al registro de las dos viviendas utilizadas por este grupo delictivo.

UN LABORATORIO

El clan familiar contaba con dos viviendas que supuestamente empleaba como infraestructura para la producción y comercialización de las sustancias ilegales, de tal forma que una de las viviendas era empleada como punto de venta de hachís y marihuana; y la otra, funcionaba como laboratorio en el que se cultivaban las plantas y se trataban para obtener la droga.

Durante los registros domiciliarios efectuados en cada uno de estos domicilios, los agentes intervinieron un total de 17 kilogramos de marihuana con un alto nivel de concentración en sustancias tóxicas y una pistola del calibre 9mm cargada con munición y lista para disparar.

Igualmente, los agentes desmantelaron el laboratorio que este grupo delictivo tenía instalado en uno de los domicilios e intervinieron diverso material para el cultivo y el tratamiento de estas sustancias.

Por su parte, los principales presuntos responsables de esta actividad ilegal --una mujer de 49 años de edad y sus dos hijos de 27 y 19 años, todos ellos con antecedentes policiales previos por delitos de similar naturaleza - ya fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Esta operación, en la que también participaron efectivos de Seguridad Ciudadana, se ha llevado a cabo por parte de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Local de Dos Hermanas.