La Diputación prepara un "convenio" para evitar los cierres del parque de bomberos de Santiponce

Los bomberos del Aljarafe en un accidente
ARCHIVO
Publicado 14/08/2018 16:39:52CET

Prevé asumir eventualmente el funcionamiento del recinto cada vez que cierre y repercutir después los costes a la Mancomunidad del Aljarafe

SEVILLA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla trabaja actualmente en un "convenio" con la Mancomunidad del Aljarafe, para que ante el cierre "reiterado" del parque de bomberos de Santiponce, --extremo derivado de la falta de efectivos del servicio aljarafeño de extinción de incendios y la huelga de celo que protagoniza su plantilla--, la institución provincial asuma excepcionalmente con sus recursos humanos y materiales el funcionamiento de dicho recinto, repercutiendo después a la entidad comarcal responsable de dicho parque los costes de tal extremo.

Así lo ha informado a Europa Press la diputada de Servicios Públicos Supramunicipales y portavoz del Gobierno de la institución provincial, Trinidad Argota, toda vez que el parque de bomberos de Santiponce, adscrito al servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe, lleva cerrado desde el pasado 1 de julio al no contar dicho servicio con efectivos suficientes para mantener operativos los dos parques que conforman este dispositivo comarcal de urgencia, y no aceptar los profesionales disponibles más horas extraordinarias que las obligadas por la Ley.

En ese sentido, en un contexto en el servicio de extinción de incendios del Aljarafe está sostenido por los seis ayuntamientos aljarafeños de municipios con más de 20.000 habitantes y por ende con competencias directas en materia de bomberos, --Mairena, Camas, Coria del Río, Tomares, San Juan de Aznalfarache y Bormujos--, y la Diputación en nombre de los municipios de la zona con menos de 20.000 habitantes y por tanto sin competencia directa en la materia, Trinidad Argota ha recordado los 1.097.000 euros que anualmente aporta la Diputación a este servicio comarcal.

Así, recordando la "plena autonomía que tiene la Mancomunidad" sobre su servicio de extinción de incendios, marcado durante los últimos años por la falta de efectivos y un conflicto laboral derivado de tal situación, Argota ha aclarado que pese al cierre del parque de bomberos de Santiponce, como consecuencia de la falta de efectivos y la negativa de los bomberos del Aljarafe a aceptar más horas extraordinarias o refuerzos que los obligatorios, el servicio de emergencias de la comarca es atendido desde el parque zonal de Mairena, perteneciente a la Mancomunidad, "otros parques del Sistema de Bomberos de la Provincia" y "el refuerzo que la Diputación realiza con sus efectivos, por ejemplo en Gerena".

No obstante, y ante la "preocupación" de los alcaldes aljarafeños, Argota ha revelado que la Diputación trabaja en un convenio con la Mancomunidad del Aljarafe, para que ante el "cierre reiterado del parque de Santiponce", la Diputación pudiera "asumir la responsabilidad compartida" y afrontar el funcionamiento del recinto con sus medios humanos y materiales, "durante el tiempo en que se mantuviera la circunstancia excepcional de cierre del mismo".

El convenio, "pendiente de la ratificación de su idoneidad jurídica y administrativa por parte del cuerpo de habilitados" de la Diputación, contemplaría además repercutir a la Mancomunidad "los gastos" derivados de la asunción excepcional y eventual del funcionamiento del parque de bomberos de Santiponce.

EL CONFLICTO DE LOS BOMBEROS DEL ALJARAFE

A tal efecto, recordemos que en febrero de 2017, la Mancomunidad del Aljarafe y sus bomberos alcanzaron un acuerdo para poner fin a la huelga de celo que ya protagonizaban entonces los funcionarios en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de la población de la comarca, pactando la creación de 19 nuevas plazas a lo largo de tres años, para que el número de efectivos creciese de 47 a 66.

No obstante, cabe precisar que allá por 2007, cuando los bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe protagonizaron ya un primer y enconado conflicto en demanda de la ampliación de plantilla, ambas partes pactaron ya la incorporación de nuevos funcionarios, para que el servicio contase con 65 efectivos, si bien tras aquel acuerdo llegó el desplome de las administraciones como consecuencia de la crisis económica.

En cualquier caso, para crear las nuevas plazas acordadas en febrero de 2017 fue acordado un desembolso adicional de unos 900.000 euros por parte de los seis municipios aljarafeños de más de 20.000 habitantes y la Diputación, si bien la promoción de tales plazas se ha demorado al no autorizar las mismas los poderes estatales, dadas las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones.

No obstante, y tras múltiples gestiones ante la Delegación del Gobierno central en Andalucía, entonces dirigida por el popular Antonio Sanz, la Mancomunidad del Aljarafe ha decidido seguir adelante con la iniciativa y ha promovido una oferta de empleo público con las nueve primeras plazas del total de 19 comprometidas, al objeto de convocarlas y cubrirlas siempre que las autoridades estatales, ahora dirigidas por el PSOE, no lo impidan.