Endesa y el Ayuntamiento se coordinan para dar información sobre la aplicación del nuevo Bono Social

Reunión de Endesa con el Ayuntamiento de Sevilla.
ENDESA
Publicado 02/03/2018 16:42:56CET

SEVILLA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Representantes de Endesa de Atención al Cliente se han reunido con una treintena de trabajadores sociales del Ayuntamiento de Sevilla con el fin de informar sobre las características del nuevo Bono Social que el Gobierno puso en vigor el pasado mes de octubre.

Esta reunión tiene como finalidad que los trabajadores sociales, que cada día están en contacto con las personas susceptibles de acogerse al Bono Social, puedan dar la mejor información sobre este beneficio que las familias tienen que solicitar antes del 9 de abril, ya que la aplicación del nuevo Bono Social no es automática para aquellos que disponían de este beneficio anteriormente.

De hecho, según los datos de Endesa en la provincia de Sevilla, la compañía cuenta con 78.094 clientes con esta modalidad (datos cierre febrero 2018), de los cuales sólo 3.336 ya se encuentran adheridos al nuevo Bono Social (es decir menos del 5%) y el resto pertenecen al antiguo Bono Social, por lo que tienen que volver a tramitar la solicitud, según establece la ley. Precisamente este ha sido uno de los temas que más se ha puesto de relieve en la sesión formativa.

El Bono social se aplica a las familias acogidas al PVPC (Precio voluntario para el pequeño consumidor) y su formulación tiene varias categorías. Por un lado, los considerados consumidores vulnerables: aquellos con rentas bajas según los criterios establecidos por el gobierno y referenciados al Iprem según se trate de familias con o sin menores a su cargo, las familias numerosas y unidades familiares con cuantía mínima de pensión por jubilación o incapacidad permanente. A esta categoría se aplica un 25 por ciento de descuento en la factura.

Por otro lado, los consumidores considerados vulnerables severos, con rentas aún más bajas que las anteriores, también establecidas por el gobierno y cuya referencia sería la mitad de las de los consumidores vulnerables. Con descuentos del 40 por ciento.

Y los consumidores en riesgo de exclusión social. Estos consumidores deben cumplir con los requisitos marcados por el gobierno para ser considerados consumidores vulnerables severos. Además, los Servicios Sociales deberán asumir el pago de al menos el 50 por ciento de la factura, asumiendo el resto del importe las Comercializadoras. En todo caso serán los Servicios Sociales quienes determinen a qué consumidores se les considerará en riesgo de exclusión social.

Las familias que antes tenían Bono Social tienen que volver a solicitarlo, una vez se conceda tiene duración de dos años, debiéndose renovar antes de finalizar el periodo, salvo el caso de las familias numerosas que su plazo de vigencia en tanto no venza el título de familia numerosa, debiendo renovar el Bono Social cuando renueven este título. La condición de 'riesgo de exclusión social' se considerará factura a factura, siempre que los Servicios Sociales lo determinen y estos financien al menos el 50 por ciento de la factura.

Desde Endesa se está trabajando en la aplicación de la nueva normativa sobre Bono Social desde la entrada en vigor de la misma, informando a los clientes a través de la factura y manteniendo reuniones y jornadas informativas con ayuntamientos, administraciones autonómicas y organizaciones no gubernamentales para difundir y explicar el nuevo Bono Social.

Asimismo Endesa en su página web ofrece en detalle información para la aplicación del nuevo Bono Social. https://www.endesaclientes.com/bono-social.html