Espadas señala que la retirada de la acusación en las oposiciones y Fitonovo deriva del "informe de legalidad"

Publicado 16/10/2018 15:55:07CET

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha defendido la decisión de renunciar a la acusación que ejercía el Consistorio en diferentes causas penales como el presunto amaño de las oposiciones promovidas para cubrir 103 plazas de Policía Local o la supuesta red de sobornos y dádivas indagada respecto a contratos adjudicados a la empresa Fitonovo, bajo la premisa de que así lo aconseja el "informe de legalidad" emitido por la Secretaría municipal, pues "no está justificado" que el Ayuntamiento ostente "el mismo papel" acusatorio que la Fiscalía.

En declaraciones a los medios de comunicación, Espadas ha invocado el informe emitido por la Secretaría General del Ayuntamiento con relación a su participación o no en causas judiciales relativas a hechos con posible incidencia en el interés municipal.

Dicho documento, recogido por Europa Press, circunscribe el ejercicio de la acusación particular por parte del Ayuntamiento a situaciones en las que el mismo "pueda haber sido especialmente perjudicado por la presunta comisión del delito" y aboga por "replantear las personaciones actualmente efectivas, de modo que en aquellas en las que no haya un bien o derecho específico a defender o que no se esté ejerciendo acción civil alguna, se abandone la personación y se deje la defensa de la legalidad al Ministerio Público".

A tal efecto, el alcalde ha señalado dicho informe después de que Diario de Sevilla haya publicado la decisión del Gobierno local respecto a que el Ayuntamiento desista de su acusación penal en el presunto amaño de las oposiciones promovidas para cubrir 103 plazas de Policía Local, actualmente en fase de juicio; la causa de la supuesta red de sobornos y dádivas indagada respecto a contratos adjudicados a la empresa Fitonovo; y la investigación del expolio perpetrado en la antigua sede de la Policía Local en la Cartuja, donde figurarían como procesados un intendente de la Policía Local y un agente del cuerpo.

Al respecto, Espadas ha defendido que no se trata de ninguna "decisión política", sino que el Gobierno local actúa "siguiendo el informe de legalidad" del secretario general del Ayuntamiento, que aboga por que el mismo ejerza la acusación particular sólo "en situaciones donde hubiera un claro detrimento del interés general o perjuicios económicos" para las arcas municipales.

"No estaba justificado hacer el mismo papel que el Ministerio Público", ha aseverado el alcalde, según el cual el Ayuntamiento se personará "donde diga el secretario" municipal.