Publicado 25/02/2015 17:26CET

Facua-A exige "máxima transparencia" en la concesión de la mina de Aznalcóllar y pide paralizar el proceso

La asociación reclama a la Junta que paralice el proceso hasta que "se despejen las dudas de seguridad en torno al consorcio México-Minorbis"

SEVILLA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización de consumidores Facua Andalucía ha exigido a la Junta de Andalucía que ofrezca "la máxima información y transparencia" sobre la concesión de la explotación de la mina de Aznalcóllar (Sevilla), que ha sido otorgada al consorcio México-Minorbis, ante lo que Facua ha reclamado a la Junta que paralice el proceso hasta que "se despejen las dudas de seguridad en torno al consorcio México-Minorbis".

En una nota, la asociación recuerda que se trata de una empresa "que está inmersa en un proceso judicial en México por uno de los mayores desastres ambientales ocurridos en dicho país".

La federación de consumidores ha reclamado al Ejecutivo andaluz que "paralice el proceso de reapertura de la mina sevillana hasta que se despejen las dudas de seguridad en torno a Grupo México, del consorcio ganador, acusada de haber vertido 40.000 metros cúbicos de sulfatos de cobre mezclado con ácido sulfúrico y metales pesados de la mina Buenavista del Cobre en el río Sonora".

Además, Facua Andalucía ha requerido a la Junta que "haga público el proyecto y las calificaciones que el consorcio ha obtenido en los cuatro bloques de criterios valorados por la mesa de contratación, que son investigación, explotación, viabilidad económica y mejoras (en el que se incluyen los planes medioambientales y sociales)".

En este sentido, Facua Andalucía solicitó que se incluyese este asunto en el Consejo Andaluz de Medioambiente, órgano de participación social del que forma parte la Consejería de Medio Ambiente además de sindicatos, asociaciones de consumidores, ecologistas, de vecinos o juveniles, entre otros y que se reunió el pasado martes, "pero, sin embargo, no se facilitó información relevante".

La Federación ha recordado que la de Aznalcóllar "se trata de una mina especialmente sensible, dado que sufrió en 1998 una de las mayores catástrofes ambientales que se han producido en Europa, por un vertido de 3,6 hectómetros cúbicos de agua y 0,9 de lodos contaminados". Según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el accidente supuso "un impacto contaminante cien veces superior al del vertido del Prestige".

Ha añadido que la Junta de Andalucía anunció la reapertura de la mina de Aznalcóllar hace aproximadamente un año, tras lo que ha apuntado que el proceso de adjudicación se ha resuelto un mes antes sobre la fecha prevista.