IU incluye por primera vez las diputaciones en su programa local y pide acabar con el "clientelismo" en sus inversiones

Actualizado 14/01/2007 11:50:03 CET

Critica que las diputaciones impulsen "macropolíticas de escaparate" en grandes ciudades en detrimento del apoyo a pequeños municipios

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida incluye por primera vez en su programa marco para las elecciones municipales del próximo 27 de mayo un apartado específico sobre las diputaciones provinciales en el que plantea medidas concretas como la convocatoria pública de subvenciones en las diputaciones para evitar el "actual clientelismo" en la distribución de sus inversiones entre los municipios.

No obstante, el programa marco de IULV-CA para los próximos comicios locales, al que ha tenido acceso Europa Press, mantiene su "propuesta tradicional" de reclamar una reforma de la Constitución que recoja la "paulatina desaparición" de las diputaciones "en favor de comarcas con plenas competencias", pero pone de manifiesto que no por ello "podemos permanecer mucho más tiempo sin una política clara y definida para las diputaciones, que siguen existiendo, con cada vez más competencias y presupuestos y ejecutando políticas en materia de agua, cultura, infraestructuras, carreteras o residuos".

Para favorecer la "democratización" de las diputaciones, la federación de izquierdas propone en primer lugar la creación en cada provincia de un Consejo Económico y Social de carácter provincial "como herramienta al servicio de la planificación democrática de la economía", que se relacione con las comarcas a través de los Grupos de Desarrollo Rural y con capacidad de realizar propuestas para sectores económicos concretos y análisis sobre los déficit de infraestructuras con la participación de agentes sociales, administraciones y de los propios ciudadanos.

Junto a las propuestas, IULV-CA también alerta de que, "contraviniendo el espíritu y los contenidos de la actual Ley de Bases de Régimen Local, en muchas ocasiones las diputaciones centran sus presupuestos y sus cometidos en ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes o en macropolíticas de escaparate en detrimento del apoyo a los pequeños municipios, que es donde estas instituciones provinciales deberían centrar la mayoría de sus esfuerzos".

CONTROL FRENTE AL "CLIENTELISMO"

En este sentido, IU exige que "los fondos que las diputaciones invierten en diversas políticas de subvenciones o en planes de inversiones se hagan a través de convocatorias públicas de subvenciones, con criterios previamente establecidos y con control y evaluación democrática para evitar el actual clientelismo que preside el funcionamiento de la práctica totalidad de las diputaciones provinciales".

Como propuestas concretas, la federación de izquierdas propone un 'plan de choque' para mejorar la red de carreteras provinciales, que sea financiado por Junta y Gobierno durante los próximos cinco años, tras los cuales "las diputaciones sólo tengan que dedicarse a su mantenimiento y conservación"; y apuesta por promover consorcios para la gestión del agua que ofrezcan "garantías de suministro en cantidad y calidad suficientes, mantenimiento de un saneamiento adecuado y depuración correcta desde el punto de vista medioambiental".

Igualmente apuesta por una gestión mancomunada o consorciada de los residuos sólidos urbanos, incluyendo "asignaturas pendientes" como los escombros y los lodos de depuradora, y por crear consorcios provinciales de bomberos "que permitan que todos los ciudadanos tengan a una distancia razonable un servicio de carácter esencial", para lo que propone "utilizar los recursos existentes y dotar de nuevos parques de bomberos a las comarcas que en la actualidad están pobremente atendidas".

Por último, el documento incluye una breve referencia a las mancomunidades en la que señala que "la cesión de soberanía municipal que se hace a estos entes supramunicipales debe corresponderse con una estructura y un funcionamiento democrático de las mancomunidades", por lo que defiende que "en sus estatutos se establezca que la composición de los órganos de representación y de gobierno de las mismas y los mecanismos de decisión y funcionamiento respondan a criterios de pluralidad y de representatividad, de modo que en tengan participación todos los partidos que hubieran obtenido concejales en los municipios que integran la mancomunidad".