Publicado 21/07/2021 09:50CET

A juicio en Sevilla dos empresarios acusados de estafar a tres personas con inversiones de "riesgo cero"

Archivo - Audiencia de Sevilla
Archivo - Audiencia de Sevilla - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía reclama un año y medio de cárcel para cada uno de los dos empresarios a juzgar este miércoles por la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, acusados de presuntos delitos de estafa y de apropiación indebida al captar aportaciones económicas por un valor global de 62.000 euros por parte de tres personas a las que ofrecieron "altas rentabilidades" en inversiones de "riesgo cero", para después retirar supuestamente todo el dinero y quedarse con él "fingiendo que la inversión no resultó y se había perdido".

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los acusados Carlos G.D. y Rubén A.P., junto con otra persona "contra quien no se dirige la acusación", como socios únicos y administradores de la sociedad Inversiones Arga SC y a través de la página web Gestter.es de gestión de tarjetas de territorios, "se presentaban como una empresa de dilatada experiencia en el sector y ofrecían inversiones de altas rentabilidades".

En concreto, ofrecían rentabilidades "de hasta el 85 por ciento anual, con un supuesto riesgo cero, afirmando que las pérdidas no excederían en ningún caso el 15 por ciento de la inversión", una cuantía que "quedaría garantizada por aportaciones hechas por los mismos acusados", pero que, por contra, "nunca hicieron".

CAPTARON A VARIOS INVERSORES

Así, los acusados, según la Fiscalía, habrían logrado supuestamente que en 2010 "diversas personas contrataran con ellos aportando 20.000 euros, 30.000 euros y 12.000 euros, según el caso de cada uno de los afectados, cuantías que los encausados canalizaron como "un aumento de capital de la sociedad con recuperación a los 12 meses".

Pero los acusados, según la Fiscalía, "sacaron el dinero ingresado por los inversores, dinero que nunca invirtieron", cancelando después la cuenta bancaria creada para la recepción de los fondos y, "dando continuas excusas a los inversores conforme pasaba el tiempo para evitar devolverles el dinero y quedarse definitivamente con lo recibido, fingieron finalmente que la inversión no resultó y se había perdido, sin devolver nada" a los afectados.

Ante ello, la Fiscalía achaca a Carlos G.D. y Rubén A.P. presuntos delitos de estafa y de apropiación indebida, con la atenuante de dilaciones indebidas, reclamando para cada uno de ellos un año y medio de cárcel y sendas multas de 2.520 euros.

Contador