Muñoz alega gestiones para mejorar la protección del Patio de Banderas y niega que se "renuncie" a la cripta

Restos arqueológicos del Pario de Banderas
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2018 15:08:15CET

SEVILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), ha defendido este martes que las autoridades están "trabajando" para incrementar la protección de las viviendas del Patio de Banderas por su valor histórico y arquitectónico y su relación con el conjunto monumental del Real Alcázar, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987, asegurando además que el proyecto de construir una cripta arqueológica en dicho enclave para musealizar mejor los vestigios que alberga y hacerlos visitables no ha sido "abandonado".

En rueda de prensa, Muñoz ha reaccionado a las recientes reclamaciones de la Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico de Andalucía (Adepa), respecto al emblemático y turístico Patio de Banderas, que acoge 19 viviendas y donde se localizaría el primitivo acceso al recinto fortificado almohade a partir del cual fue paulatinamente construido el conjunto palaciego de los Reales Alcázares.

A tal efecto, recordemos que desde hace años, al menos desde la etapa del alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, Sevilla viene reclamando a la Dirección General de Patrimonio del Estado que ceda a la ciudad las viviendas con las que cuenta en el Patio de Banderas.

LA TRANSFERENCIA DE 1931

La transferencia de estas viviendas, según la tesis del Ayuntamiento, resolvería la supuesta parcialidad del acto administrativo mediante el que, en 1931, el Gobierno de la II República cedió a Sevilla la titularidad del Real Alcázar, pues aunque el Patio de Banderas y sus 19 viviendas están abarcados por las murallas del recinto, el Estado conservó entonces la propiedad de las casas.

En cualquier caso, en el mandato 2007/2011, la Dirección General de Patrimonio del Estado accedió a la petición promovida por el Consistorio hispalense y entregó al mismo la vivienda correspondiente al número seis del Patio de Banderas, si bien también por aquellos tiempos el Gobierno central subastó y enajenó la vivienda del callejón del Agua, reforzando el Consistorio sus reclamaciones respecto a la titularidad del número 15 del Patio de Banderas.

Ahora, después de que la Dirección General de Patrimonio del Estado haya vendido también la vivienda correspondiente al número once y ante las reclamaciones de Adepa a cuenta de tal extremo, Antonio Muñoz ha defendido que el Estado es plenamente "consciente del interés" del Ayuntamiento por adquirir la titularidad de los números 7 y 8 del Patio de Banderas al albergar los mismos vestigios arqueológicos estrechamente ligados con el origen de los Reales Alcázares, recordando incluso se habría propuesto alguna fórmula de "permuta" para ello.

En paralelo, ha defendido que el Ayuntamiento está en contacto con la Dirección General de Patrimonio del Estado y la Consejería de Cultura al objeto de "elevar la protección" de estas viviendas por su valor arquitectónico e histórico y su relación con el Alcázar, al estar todo el Patio de Banderas abarcado por la muralla del recinto, lo que le ha llevado a recordar que el pleno del Consistorio aprobó en julio una moción del PSOE en favor de impulsar las gestiones para la incorporación de estas casas al monumento y mejorar su protección.

NO ES TAN FÁCIL

No obstante, ha recordado que los trámites administrativos destinados a ampliar la protección del Real Alcázar como bien de interés cultural (BIC) y que dicha figura abarque las viviendas del Patio de Banderas necesita diversas gestiones, como por ejemplo la "delimitación" de cada una de las viviendas. En cualquier caso, ha defendido que el Ayuntamiento sigue "trabajando" en ese sentido.

Finalmente, ha negado que el Ayuntamiento haya "renunciado" al proyecto de construir una cripta arqueológica en el Patio de Banderas, para musealizar mucho mejor los múltiples y vistosos vestigios históricos excavados años atrás en dicho enclave y crear un espacio visitable a todos los efectos, toda vez que esta iniciativa se remonta al menos al mandato 2007/2011. Y mientras el Gobierno local socialista pretendía costear el proyecto con cargo a su propio superávit presupuestario, Muñoz ha asegurado que el gabinete municipal estudiará otras vías de financiación en el contexto de la elaboración de los próximos presupuestos generales del Ayuntamiento.

Porque como es sabido, el Ayuntamiento ha destinado finalmente a la amortización anticipada de deuda bancaria las partidas de su superávit presupuestario que pretendía dedicar a inversiones, al no reunir todas las condiciones impuestas por las leyes estatales que limitan la inversión de los excedentes presupuestario de las administraciones. "El proyecto es irrenunciable y no ha sido abandonado", ha asegurado Antonio Muñoz.