Publicado 27/04/2021 17:06CET

Los Palacios (Sevilla) activa el plan municipal de vigilancia y control del mosquito transmisor del virus del Nilo

Reunión para la prevención del mosquito transmisor del virus del Nilo
Reunión para la prevención del mosquito transmisor del virus del Nilo - AYUNTAMIENTO DE LOS PALACIOS Y VILLAFRANCA

SEVILLA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento del municipio sevillano de Los Palacios y Villafranca ha informado de que el Plan Municipal de Vigilancia y Control de vectores del mosquito transmisor del virus del Nilo comenzará a desarrollarse esta semana y se prolongará hasta el mes de noviembre tanto en Los Palacios como en las pedanías de Maribáñez, El Trobal y Los Chapatales.

Según ha indicado el delegado municipal de Agricultura, Jesús Condán, tras la reunión mantenida con el director técnico de Dedesín, la empresa encargada de ejecutar dicho plan, Los Palacios se encuentra entre los 43 municipios a los que la Junta de Andalucía exige la elaboración y puesta en marcha de planes municipales de vigilancia y control vectorial de mosquitos. El objetivo es evitar que la población de estos insectos --que si están infectados transmiten el virus a humanos a través de la picadura-- se dispare en sus términos y hacer un seguimiento de las especies y de la circulación de virus en las mismas, sobre todo en el periodo de mayor riesgo, de abril a noviembre.

Condán, junto la técnica de la Delegación de Sanidad y Consumo, Soledad Cruzado, se ha reunido con Rafael Sánchez, director técnico de la empresa Dedesín, encargada de ejecutar dicho plan con el que se pretende prevenir o afrontar "de forma más eficaz nuevos brotes de esta enfermedad, que es emergente en Europa, aunque nunca antes se había registrado una incidencia en humanos tan alta como la del verano pasado en el entorno del Valle del Guadalquivir".

Indica que este plan local de vigilancia y control del mosquito transmisor del virus del Nilo comenzará a desarrollarse en cuanto las lluvias lo permitan para llegar a todas las zonas verdes donde exista agua estancada, en los imbornales, tanto en zonas urbanas como rurales que puedan acumular agua. La primera acción será un tratamiento de choque con adulticidas y larvicidas para atacar tanto al mosquito en su fase larvaria como adulta. "También se van a colocar diferentes trampas y podremos observar como es la dinámica poblacional del mosquito para continuar las actuaciones desde ahora y hasta noviembre según marcan las pautas de la Junta de Andalucía", añade.

Los tratamientos con adulticidas se usarán en zonas verdes tanto en el exterior como en el interior del municipio y las tres pedanías y el uso de larvicida irá enfocado a la eliminación de la larva y la pupa y evitar así nuevas camadas de mosquitos, tanto en imbornales como en zonas de humedales. Los productos que se emplearán son biodegradables, sin consecuencias medioambientales, pero las zonas de trabajo serán acotadas adecuadamente y cerradas al público.

Los Palacios y Villafranca está en nivel 4, ya que se trata de un "área de riesgo grave de transmisión porque ya se produjo algún caso en humanos el año pasado o lo hubo en caballos dentro en el casco urbano o en un radio de 1,5 kilómetros, o bien el virus se detectó en mosquitos". Por ello, el plan se desarrollará por todo el municipio, las zonas de extrarradio, las pedanías y también en los pantanos.

Según explica el delegado, "se ha dividido el casco urbano en cuatro zonas y también se trabajará en el extrarradio teniendo en cuenta principalmente los tres humedales con los que se cuenta --La Mejorada, El Cerro de las Cigüeñas y El Pantano--, que son lugares propensos para la reproducción del mosquito".

Así, desde esta semana a noviembre se llevaran a cabo diferentes escalas y tablas de seguimiento donde en cada punto de muestreo se realizará un recuento de la cantidad de mosquitos existentes para obtener datos de en qué zonas hay que influir y tratar. Indica que es necesario conseguir los datos de la ubicación exacta de los mosquitos y qué especie puede llegar a transmitir la enfermedad para su control.

Además de la intervención para el control de vectores con tratamiento específicos, el delegado municipal de Agricultura explica que también se llevará a cabo una campaña informativa sobre determinados hábitos que la ciudadanía debe asumir para evitar la presencia o picadura de los mosquitos, con el uso de repelentes o ropa de manga larga; en casa, con la colocación mosquiteras y difusores eléctricos, luces apagadas cuando sea oportuno y mantener la limpieza en lugares donde el agua permanezca estancada, como piscinas, albercas, lavaderos o fuentes. También se informará a los agricultores y ganaderos que deberán mantener sus explotaciones limpias y sin aguas estancadas, con los tratamientos oportunos, e informar a la OCA si se observa la presencia de la enfermedad en los animales.