Publicado 11/03/2021 17:13CET

Pleno extraordinario este viernes del edil de Hacienda de Bormujos (Sevilla) ante las "acusaciones falsas" en su contra

Archivo - El alcalde de Bormujos con sus ediles del Grupo socialista
Archivo - El alcalde de Bormujos con sus ediles del Grupo socialista - AYUNTAMIENTO DE BORMUJOS - Archivo

BORMUJOS (SEVILLA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla), gobernado por el socialista Francisco Molina, ha convocado un pleno extraordinario para este viernes a las 9,30 horas, en el que el edil de Economía y Hacienda, Rafael Díaz (PSOE), prevé hacer frente personalmente a las "acusaciones falsas" sufridas, que considera "dañinas para el Ayuntamiento".

Ante dichas acusaciones del PP por orquestar supuestamente desde el Ayuntamiento "un chiringuito al servicio de sus intereses personales y económicos", al haber "representado como gestor fiscal de manera privada a las mismas empresas que él mismo contrataba" desde el Consistorio, el PSOE señalaba el pasado lunes que son sólo otra "excusa" para la moción de censura que los socialistas temen entre el PP, Vox y Cs, partido este último que acaba de romper su acuerdo de gobierno con el PSOE.

Según el PSOE, la Secretaría General del Ayuntamiento ha constatado mediante un informe que Díaz "no tiene dedicación exclusiva ni tampoco régimen de dedicación parcial".

Al no estar "liberado", según el PSOE, no le resulta aplicable la regulación contenida en la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, "tanto en lo referente a la percepción de retribuciones con cargo a presupuestos públicos, como en lo relativo al desempeño de otras actividades".

TRAS LAS RUPTURA DEL PACTO DE GOBIERNO

Sería la primera sesión plenaria después de que el pasado lunes, los concejales de Cs renunciasen a las competencias de las que gozaban merced a su pacto de Gobierno con el PSOE y diesen por finalizado el mismo, dejando al socialista Francisco Molina en minoría.

Cs justifica esta decisión por la "negativa" del alcalde a dimitir por el juicio que afronta por un presunto delito de prevaricación a cuenta de la autorización de unas obras en una nave municipal pese a contar con informes desfavorables de la Intervención y del arquitecto municipal, un juicio promovido además contra la edil de Obras Públicas, la también socialista Carmen Garfia.

Francisco Molina, de su lado, viene avisando de una campaña de "acoso y derribo" promovida a su entender por el PP en su contra para desencadenar una moción de censura, acusando a Cs de haberse unido a dicha campaña, toda vez que PP y Vox le han reclamado también su dimisión por el juicio que afronta.

Antes de romper el pacto de gobierno, en cualquier caso, Cs emprendía una "ronda de contactos" con las fuerzas de oposición, al objeto de buscar apoyos para conformar un "gobierno limpio", ante lo cual el PSOE viene señalando la posibilidad de que Cs, PP y Vox promuevan un pacto para un gobierno "trifachito" en Bormujos.

Para leer más