Publicado 14/01/2015 12:27

Reunión de dueños de bares de copas para debatir el conflicto con el Ayuntamiento y acordar medidas

Los empresarios de los bares de copas se reúnen a partir de las 17,00 horas en el Sopa de Ganso

SEVILLA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de propietarios y gestores de bares de copas de Sevilla prevé celebrar sobre las 17,00 horas de este miércoles una reunión, en el conocido bar Sopa de Ganso, para debatir el conflicto desencadenado a cuenta del reciente cierre de 12 bares de copas del barrio del Arenal y de la Alameda de Hércules a manos del Ayuntamiento. Los empresarios, según las fuentes consultadas por Europa Press, esperan acordar medidas al respecto.

Como informamos en su momento, merced a 117 inspecciones realizadas antes de comenzar la Navidad por la Policía Local y los servicios municipales en bares del Arenal, la calle Julio César, la avenida de los Reyes Católicos, el Paseo de Colón y la Alameda de Hércules, diferentes negocios fueron objeto de 37 partes de denuncia y 12 precintos. Entre los bares precintados figuraban La Boheme, Magallanes, Casa Matías, Arfe 11, el Gallo Negro, y La Jolla, en el Arenal, y El Corral de Esquivel, El Hombre Bala, Eureka y Café de Arte en la Alameda.

Mientras el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) denunciaba "presiones" para ejecutar el cierre directo de los bares infractores en lugar de adoptar medidas disuasorias, el Ayuntamiento alegaba que estos negocios contaban con numerosas denuncias previas y habrían sido avisados de las consecuencias de sus infracciones incluso el día antes del cierre.

Después de que los propietarios de los bares precintados acudiesen en bloque al pabellón de la Madrina, sede del área municipal de Medio Ambiente, para protestas por estas medidas, el Ayuntamiento emitió cuatro resoluciones que levantaban el precinto a bares como La Jolla, El Hombre Bala y el Corral de Esquivel, aunque en todos estos casos con las correspondientes sanciones económicas de entre 1.500 y 6.000 euros por las infracciones detectadas, principalmente el incumplimiento de la Ley 7/2006, de 24 de octubre, sobre potestades administrativas en materia de determinadas actividades de ocio en los espacios abiertos de Andalucía, la 'ley antibotellón', por el "consumo de bebidas alcohólicas fuera del local de expedición".

Días después, el Ayuntamiento emitía el resto de resoluciones autorizando cuatro reaperturas a partir del 30 de diciembre con sanciones de entre 2.000 y 4.500 euros; toda vez que otros tres bares fueron objeto de dos meses de clausura y sanciones de 6.000 euros y el último de ellos contó con un mes de cierre y 6.000 euros de multa.

Los dueños de los bares afectados, quienes este miércoles celebran una reunión, avisan en ese sentido de un trato "arbitrario" por parte del Ayuntamiento, considerando que las medidas son aplicadas de forma desigual, según los espacios y bares concretos.