Rojas (IU) llama a "dejar de dar codazos y centrarse" en la confluencia de 2019 para no repetir los "fallos"

Daniel González Rojas
EUROPA PRESS/IU - Archivo
Publicado 11/11/2018 11:26:36CET

Recuerda el "consenso" logrado porque "señalar diferencias y hacer de ellas un problema no es más que mala baba"

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ha llamado a las fuerzas y agentes que participan en la confluencia electoral de la izquierda hispalense de cara a las elecciones municipales a "no tropezar con la misma piedra" de 2015, "dejar de dar codazos y centrarse" en el objetivo común de disputar la Alcaldía. Y es que según avisa, hay un "amplio consenso" sobre dicho objetivo y "señalar diferencias y hacer de ellas un problema no es más que mala baba".

En una publicación en su blog personal recogida por Europa Press, Daniel González Rojas analiza el nuevo intento de conformar una candidatura única que aglutine a todas las fuerzas políticas y organizaciones de izquierda de la capital andaluza, de cara a las elecciones municipales de mayo de 2019.

En ese contexto, Participa lanzaba meses atrás un manifiesto titulado "confluir para el cambio en Sevilla" y una campaña de difusión de dicho documento, y recientemente, el PCA hispalense elevaba a la estructura local de IU su propuesta de nombres para los candidatos de la federación de izquierdas a dicha lista única y Podemos celebraba un encuentro destinado a definir su "hoja de ruta" en la materia.

Ya el pasado 24 de octubre, Podemos, Participa, IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista celebraban un acto conjunto ante el Ayuntamiento, llamando la atención de los "disconformes" porque "Sevilla necesita un cambio" que, según estas formaciones, "no va a haber con el PSOE".

EL PRECEDENTE DE 2015

Al respecto, Daniel González Rojas recuerda en su blog que "las cosas no salieron bien" en 2015, cuando no prosperó el intento inicial de conformar una candidatura única de las fuerzas políticas de Sevilla a la izquierda del PSOE, pues finalmente mediaron las candidaturas separadas de Participa, IU y Equo a las elecciones municipales de aquel año.

A su juicio, en aquella ocasión "falló la inmadurez del debate y la fragilidad del consenso generado", al incurrir el proceso en "cuestionamientos infértiles sobre lo que queríamos ser de mayores". "Nos debilitamos innecesariamente enrocándonos en debates secundarios y eternos", admite el portavoz municipal de IU sobre aquel intento de convergencia electoral de 2015 y las disyuntivas como la elección de la "fórmula de coalición" o la "moda de los partidos instrumentales".

Empero, González Rojas aboga por entender aquel intento como "una parte de un todo que no tiene final concreto y que se va construyendo poco a poco", defendiendo que actualmente, las fuerzas de izquierda de Sevilla están "en mejores condiciones que en mayo de 2015 para avanzar por la senda de la confluencia política", sobre todo porque las formaciones implicadas en ello llevan "tiempo convergiendo de manera natural y sin imposturas", "dejando atrás desconfianzas y prejuicios pasados".

LO QUE YA ESTÁ "SUPERADO"

"Lo que hace cuatro años nos hizo perder tanto tiempo, parece que en estos momentos está superado. La otrora rancia sopa de siglas, ahora parece plato de buen gusto. Las estrellas, hoces y martillos no son tan malas compañeras de viaje. La presencia de partidos (de nuevo cuño o con decenios de historia) se acepta con normalidad y se asume (casi) sin complejos que somos de izquierda", resume el portavoz municipal de IU.

Precisamente por eso, llama a no "tropezar con la misma piedra", pues "a dónde queremos llegar ya está claro y hay amplísimos consensos al respecto", con lo que "señalar diferencias en este sentido y hacer de ellas un problema no es más que mala baba".

"No es tiempo de señalar las diferencias, sino el momento de potenciar lo que nos une. No es tiempo de buscar la foto a cualquier precio, es el momento de diluir los apellidos mientras nos arremangamos para la faena. No es tiempo de aparatos, sino de poner en valor el trabajo de cada organización en su conjunto. No es tiempo de verdades absolutas, es el momento de no tener miedo a remover nuestros cimientos. Tampoco es tiempo de reivindicar siglas, ni de contubernios internos, ni de cálculos postelectorales", asevera González Rojas, abogando por "soltar el lastre de lo accesorio" y "dejar de dar codazos y centrarse" en el objetivo común de disputar la Alcaldía hispalense.