Actualizado 03/06/2007 13:00 CET

Sevilla.- Licitada la restauración de la antigua puerta de la muralla romana de Aznalcázar

SEVILLA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Bienes Culturales, organismo adscrito a la Consejería de Cultura, ha licitado por 727.001,94 euros y por vía urgente un proyecto de intervención sobre el arco o arquillo de la Pescadería del municipio aljarafeño de Aznalcázar (Sevilla); una construcción cuyo origen data de la dominación romana y que constituye uno de los vestigios de la primitiva muralla que protegía el antiguo núcleo urbano, bautizado como 'Olontigi' por los romanos.

Según una resolución rubricada por el director general de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía, Jesús Romero, y recogida por Europa Press, las obras de restauración salen a concurso público por tramitación de urgencia, un presupuesto de licitación de 727.001,94 euros y un plazo máximo de ejecución de diez meses, disponiendo las empresas interesadas de un plazo de 13 días naturales para formular su correspondiente oferta en las dependencias de la Dirección General de Bienes Culturales.

La intervención afecta al arco, o también llamado arquillo, de la Pescadería, un elemento arquitectónico comprendido entre los lienzos de la antigua muralla romana y uno de los pocos restos que de esta época sobreviven en el municipio de Aznalcázar. Según los historiadores, este arco era utilizado en época romana como principal acceso a la trama urbana, aunque la llegada de los árabes y la posterior cultura andalusí trajo consigo intervenciones arquitectónicas sobre la antigua muralla romana.

Este municipio aljarafeño era conocido por los romanos por el nombre de 'Olontigi' y de esta civilización aún se conservan restos del antiguo puente que cruzaba el río Guadiamar, pues aunque la estructura primigenia se hundió en 1821, son visibles algunos de los 14 arcos que componían su estructura.