Publicado 05/02/2017 17:14CET

Sindicato reclama al alcalde de Sevilla que elimine las tasas por la prestación de servicios de bomberos

SEVILLA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha reclamado al alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), que "elimine las tasas por la prestación de servicios de bomberos", y ha anunciado que emprenderá "una campaña para que se derogue la ordenanza fiscal que grava las intervenciones del Servicio de Salvamento y Contra Incendios de la ciudad".

Así lo indica en una nota el SAB, desde el que reconocen "parte de su responsabilidad por haber hecho caso omiso" de un asunto que "incide de lleno y de un modo negativo en el ámbito de la seguridad ciudadana", que tiene su origen en "el afán recaudatorio de una administración insaciable".

Concretamente, han señalado que la ordenanza fiscal a la que se refieren, establece tanto el hecho impositivo como al sujeto pasivo --por lo que se paga y quien lo paga-- y deja "en términos muy ambiguos" en qué casos se aplicarán exenciones a dichas tasas.

Explica el sindicato que, en principio, todas las intervenciones del Servicio de Bomberos están sujetas a tasas, "aunque la realidad nos dice que solo en el 20 por ciento de las intervenciones se inicia el expediente", un porcentaje "ya suficiente" para generar "incomprensión" en la ciudadanía. "Esa incomprensión nos aboca a los problemas de seguridad para las personas y los bienes que desde este sindicato criticamos", han advertido.

"La casuística que por desgracia va en aumento, es que en muchas de las intervenciones de los bomberos en un incendio, el momento del aviso se retrasa y el incendio se encuentra en una fase muy avanzada", han explicado desde el sindicato, al tiempo que ha agregado que, al ser interrogadas las víctimas del siniestro sobre el por qué de la tardanza del aviso, comentan que han intentado contener el incendio por sus propios medios "para no tener que pagar a los bomberos".

Para el responsable del SAB en el Ayuntamiento de Sevilla, Manuel Poó, "esto debería bastar para acabar con una ordenanza no bien calibrada por los tecnócratas que desde sus despachos invaden competencias de seguridad que podrían derivar en graves responsabilidades".

No obstante, el SAB ha indicado que "más allá de estas consideraciones trascendentales, existen gran cantidad de aspectos que la ordenanza actual no aclara o aclara mal", de forma que "no es de recibo señalar como sujeto pasivo a aquel que solicita la intervención del servicio de bomberos", puesto que induce a los ciudadanos a "omitir el cumplimiento de la ley que nos obliga a prestar auxilio".

Han advertido que "aunque parezca una broma, a día de hoy, esto es una realidad, y los propios funcionarios que prestan servicios en la Gerencia Tributaria del Ayuntamiento de Sevilla, encargados de gestionar estos expedientes, demandan luz y claridad sobre este asunto".

"ANTEPONER AFÁN RECAUDADOR A LA SEGURIDAD"

Para Manuel Poó, "Espadas sigue anteponiendo su afán recaudador a la seguridad de los sevillanos y manteniendo estas ordenanzas ha demostrado sus políticas antisociales". En este sentido, el SAB reclama que se estudie "de qué manera el Ayuntamiento de Sevilla puede estar incurriendo en un ilícito, al efectuar un cobro impositivo por duplicado".

A este respecto, el sindicato ha indicado que "por una parte le cobra tasas por prestación de servicios de Bomberos a los ciudadanos y por otra parte recibe la aportación económica de aproximadamente 2.500.000 euros anuales de la patronal de aseguradoras Unespa, que es el cinco por ciento de todas las pólizas contra incendios suscritas en el término de Sevilla".

Así las cosas, han sostenido desde el SAB que "solucionar todas estas cuestiones se antoja una cuestión fundamental", ya que ello es "una forma de darle servicio a una sociedad que necesita de sus gobernantes atención y apoyo".