Actualizado 28/06/2007 20:18 CET

Un supuesto diario perdido de Don Juan Tenorio muestra su lado más espiritual y sus pensamientos más profundos

SEVILLA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El escritor y periodista estadounidense Douglas Carlton Abrams recorrerá hoy las estrechas calles del barrio de Santa Cruz de Sevilla, lugar escogido para presentar 'El diario perdido de Don Juan' (Planeta), una novela publicada en 26 idiomas que muestra el lado más espiritual y los pensamientos más profundos de uno de los personajes más universales del siglo de Oro, cuya creación fue atribuida a Tirso de Molina.

En una entrevista concedida a Europa Press, Carlton Abrams explicó que, a lo largo de las páginas de este libro, el lector encontrará una visión interior de Don Juan, un personaje "muy alejado del clásico playboy, como se le ha presentado hasta el momento". En esta línea, indicó que "fue un hombre que supo, no sólo disfrutar la pasión carnal, sino también la pasión de la vida".

Asimismo, el autor de esta novela dijo tener el "absoluto" convencimiento de que este personaje, cuya existencia a día de hoy no ha sido verificada, fue un hombre de carne y hueso que vivió en la Sevilla del siglo XVI. "En aquella época la capital hispalense estaba bastante vacía de hombres por las diversas guerras y la colonización, por lo que había muchas mejores solteras y solas, lo que motivó la aparición de los llamados galanteadores", aseveró.

Al hilo de ello, dijo tener constancia de los rumores de que Tirso de Molina se inspiró en un personaje de la época. "Quizá utilizó referencias de varias hombres del momento y constituyó una única figura. Si fue una o varias personas, nunca lo sabremos", indicó.

El autor confesó haberse inspirado en las teorías de Louis Viradot, un estudioso francés del siglo XIV, quien afirmó que Juan Tenorio fue un noble sevillano, asesinado en el convento de San Francisco para poner fin a su vida licenciosa. A través de este supuesto diario, perdido desde el siglo XVI, Douglas Carlton comienza este relato con la seducción de la hija virgen del rey Felipe II, Isabel Clara Eugenia, y su huída de la guardia real por los jardines del Alcázar de Sevilla.

Douglas Carlton confesó que lleva cuatro años investigando acerca de este personaje, lo que le ha llevado a visitar en dos ocasiones la capital hispalense, un ciudad que, según describe en su libro, "dirigía el mundo durante el siglo XVI. Era una capital decadente, al tiempo que cosmopolita, repleta de oro y de peligros, una ciudad en la que el amor y la vida estaban devaluados y a la que todo el mundo acudía en busca de fortuna y riqueza".

Finalmente, el autor de esta novela bromeó al decir que Don Juan Tenorio confundiría la ciudad estadounidense de Santa Cruz, lugar en la que reside, con el barrio Santa Cruz, motivo por el que le entregaría este diario a un "yanki".

AUTOR

Douglas Carlton Abrams trabajó como editor en University of California Press y en Harper San Francisco. Es coeditor de diversos libros sobre amor, espiritualidad y sexualidad junto con el arzobispo Desmond Tutu y el todavía maestro taoísta Mantak Cia.