Actualizado 19/02/2016 14:04 CET

TSJA: El 'papel cero' provoca "disfunciones" propias de un "periodo de transición"

SEVILLA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Diego Medina García, ha admitido que la implantación en la Administración de Justicia del sistema de presentación telemática de escritos a través de la plataforma 'Lexnet', lo que se conoce como 'papel cero', está provocando "algunas disfunciones" propias de "un periodo de transición hacia una mejora notable" del servicio público de la justicia.

En un comunicado, el secretario de Gobierno del Alto Tribunal andaluz ha informado de una reunión mantenida este jueves en la sede del TSJA con los ochos secretarios coordinadores provinciales, como representantes del Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia en la región andaluza, "de cuyo resultado en detalle se dará traslado" al Ministerio de Justicia, a la Sala de Gobierno y a la Consejería de Justicia e Interior, así como a las comisiones provinciales de seguimiento de 'Lexnet'.

De este modo, y sobre la situación actual de la implantación en la Administración de Justicia del sistema de presentación telemática de escritos a través de la plataforma 'Lexnet', vigente desde primeros de enero de 2016, señala que, "tras poco más de mes y medio de experiencia", existen "algunas disfunciones en su funcionamiento".

En este sentido, y entre dichas "disfunciones", el secretario de Gobierno del TSJA alude a la "ralentización" en determinadas horas, a la integración en curso entre el sistema de aplicación procesal 'Adriano' y 'Lexnet', y a los "errores" en la utilización del sistema "por falta de formación".

Al hilo de ello, Diego Medina precisa que todo lo anterior, "en determinados lugares o momentos, está dificultando la actividad de la Administración de Justicia y de los profesionales que se relacionan con la misma", no obstante lo cual "se trata de incidencias de adaptación naturales y propias de un periodo de transición hacia una mejora notable de los modos de trabajo del servicio público de la Justicia, que necesita incorporarse de manera urgente a los nuevos tiempos que permite la tecnología".

De igual modo, destaca que "el esfuerzo de las administraciones concernidas, es decir, todos los colectivos profesionales que integran la Administración de Justicia, el Ministerio de Justicia y la Consejería de Justicia e Interior, unido al de los abogados, procuradores, graduados sociales y otros operadores jurídicos, permitirá avanzar positivamente en la solución de los problemas y acercarnos a un futuro que esperamos cercano y que redundará sin duda en el acortamiento de los plazos de respuesta de la Administración de Justicia".