Unicaja Banco y Ayuntamiento de Sevilla contribuyen a restaurar restos arqueológicos de la Casa Hermandad de la Hiniesta

Firma del convenio para la restauración de la Hermandad de la Hiniesta
UNICAJA BANCO
Publicado 04/01/2019 12:13:34CET

SEVILLA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unicaja Banco, junto con el Ayuntamiento de Sevilla, contribuirá a la restauración y la puesta en valor de los restos arqueológicos aparecidos en las excavaciones del sótano de la Casa Hermandad de la Hiniesta de la capital hispalense.

La entidad bancaria ha explicado en un comunicado que el objetivo de esta actuación es "garantizar la conservación de estos vestigios, de gran valor histórico, ya que los más antiguos datan de la época romana, así como la adecuación del espacio para su visita por parte del público". Para ello, Unicaja Banco ha firmado un convenio de colaboración con esta congregación.

El acto de la firma del convenio entre Unicaja Banco y la Hermandad de la Hiniesta ha contado con la presencia del director de Relaciones Institucionales y con grupos de interés y sociales de Unicaja Banco, Fernando Ríos, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el Hermano Mayor de esta congregación, José Antonio Romero.

A través de este acuerdo, que se suma a otro del Ayuntamiento de Sevilla firmado también con la Hermandad de la Hiniesta con el mismo objetivo, Unicaja Banco pretende "contribuir al impulso del proyecto de restauración y puesta en valor de estos significativos restos arqueológicos", situados en el barrio sevillano de San Julián.

La colaboración de Unicaja Banco en este proyecto expositivo y museológico responde "al interés de la entidad financiera por la conservación y la rehabilitación del patrimonio histórico y cultural, que lleva a cabo en su ámbito de actuación en general y en Sevilla en particular".

RESTOS ARQUEOLÓGICOS

Igualmente, Unicaja Banco ha recordado que el hallazgo de estos restos tuvo lugar durante las obras de construcción de la casa hermandad. Entre los vestigios, se encontraban fragmentos de objetos metálicos, numismáticos y sobre todo cerámicos.

Los restos más antiguos son materiales de época romana o tardorromana, de en torno al siglo VI, sin que aparecieran testimonios arquitectónicos de esas fechas. Las primeras estructuras construidas se remontan al periodo islámico, destacando un aljibe con las paredes estucadas y pintadas a la almagra de la época emiral (siglo IX) y sobre todo un zócalo decorado con pinturas al fresco del periodo abadí (siglo XI), ha detallado.

En suma, se trata de testimonios únicos para articular la historia del barrio de San Julián y del sector norte del casco histórico de Sevilla. En el caso concreto de la pintura al fresco del periodo abadí, es "un ejemplo único en España, ya que en ningún otro lugar del país existe una obra de época taifa de esta extensión, calidad y estado de conservación excepcional", ha concluido.

Contador