ADELPA reclama promover la ganadería de montaña como herramienta para preservar el paisaje pirenaico y el medio rural


Ganado en La Garcipollera.
DGA - Archivo
Publicado 14/04/2019 12:43:53CET

HUESCA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA) ha reclamado promover la ganadería de montaña como herramienta para preservar el paisaje pirenaico y el medio rural, garantizando sus sostenibilidad al tiempo que se combate la despoblación de los municipios.

El presidente de ADELPA, Pablo Castán, y el miembro de la comisión permanente de la asociación, Marcel Iglesias, han expresado su preocupación por el "abandono del medio rural". "Que se cierren explotaciones ganaderas, además de generar un problema evidente de vaciado de los pueblos, causa un problema ambiental bastante grave y de consecuencias impredecibles para la biodiversidad del Pirineo", ha aseverado Iglesias.

El medio pirenaico está adaptado a la ganadería "y su retirada provocaría que otros tipos de plantas y especies colonizaran la zona y habría una pérdida de biodiversidad grande", ha insistido Iglesias, al subrayar que apostar por la ganadería es apostar también "por mantener el Pirineo como lo conocemos, con toda la riqueza que tiene".

En declaraciones a Europa Press, el también alcalde de Bonansa, Marcel Iglesias, ha reclamado a la administración que aborde este problema porque "cada día quedan menos explotaciones ganaderas".

"Planteamos que los ganaderos puedan vivir con explotaciones más pequeñas, como el Francia, con un manejo más tradicional" y con la puesta en marcha de un Contrato Territorial de la Explotación (CTE), reorientando las ayudas a estas prácticas tradicionales que permiten "el mantenimiento de la biodiversidad", para vincular ganadería y ecología.

CIERRE DE EXPLOTACIONES

El presidente de ADELPA, Pablo Castán, ha coincidido en la necesidad de impulsar ese contrato, alertando de que "están cerrando muchas explotaciones ganaderas cada día" y no existe una renovación. "Vas por cualquier pueblo y si antes había cinco ganaderos ahora queda uno o dos".

En algún municipio sí ha habido "nuevas incorporaciones, pero "en los últimos ocho años calculamos que se ha perdido entre un 20 y un 25 por ciento más de explotaciones ganaderas" que han cerrado. "La ganadería es una manera de fijar población, porque no puedes tener una ganadería en el Pirineo y vivir en otro sitio, necesitan dedicación y estar en el pueblo", ha sostenido.

La propuesta de ADELPA pasa por impedir que la ganadería de montaña desaparezca, acometiendo una "reestructuración urgente" del sistema. El modelo que plantean para el Pirineo aragonés se basa en hacer rentables las explotaciones con 40 o 50 vacas o de unas 300 cabezas en el caso del ganado ovino.

Asimismo, con un diseño al margen de la PAC, para garantizar su continuidad sin depender de futuras reformas y con algunas medidas de aplicación inmediata, como el Contrato Territorial de la Explotación (CTE), regulado por el Real Decreto 1336/2011 de 3 de octubre, como instrumento para promover el desarrollo sostenible del medio rural.

SERÁ IRREVERSIBLE

La asociación considera que el CTE puede establecer un marco contractual en base al cual los titulares de las explotaciones de montaña asuman servicios medioambientales y prestaciones de carácter público que generan las explotaciones ganaderas de montaña, "más allá de la retribución derivada de la venta en el mercado de sus productos".

"Sin ganadería extensiva, situaciones como los incendios forestales, la despoblación de los pequeños núcleos y la desaparición del paisaje pirenaico tal como se conoce van a pasar a un primer plano y para entonces la situación será irreversible", ha alertado ADELPA, para lamentar que no hay "una adecuada legislación en materia de montes".

"La ganadería extensiva en el Pirineo es el único modelo que puede luchar contra la despoblación, mantener el paisaje, la cultura y la biodiversidad, ser base de producción de alimentos naturales ligados al medio, producción de calidad frente a la masificación, prevenir los grandes incendios forestales y la liberación masiva de CO2 a la atmósfera que suponen y todo ello a un coste muy bajo para la sociedad", han recalcado.

En sus últimas reuniones, la asociación también ha expresado su preocupación por la presencia del oso y el lobo en el Pirineo y el Prepirineo aragonés y ha requerido conocer cuántos ejemplares se encuentran localizados en estas áreas para ofrecer esa información en tiempo real a los ganaderos.

Contador