Actualizado 21/08/2020 13:20:50 +00:00 CET

Alcaldes del PP de la provincia de Zaragoza rechazan el "chantaje" del Gobierno central sobre los remanentes

Billetes de 50 euros
Billetes de 50 euros - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los alcaldes del PP en los Ayuntamientos de la provincia de Zaragoza de Tarazona, Rueda, Lumpiaque o Chiprana han rechazado ceder al "chantaje" del Gobierno central sobre los remanentes de tesorería y han insistido en que es necesario poder disponer de este dinero pero sin condicionarlo, ya que solo así podrán hacer frente a la merma de ingresos y a la pandemia de coronavirus.

El plan que el PSOE, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), "intenta imponer" a los ayuntamientos para que el Gobierno central pueda financiarse utilizando los remanentes de los municipios ha encontrado un rechazo frontal entre los alcaldes populares de la provincia de Zaragoza.

La mayoría de ellos no se sumarán a esta propuesta, que consideran "desproporcionada e injusta con los municipios", y han exigido una fexibilización de las condiciones para que todos puedan acceder a fondos COVID-19 al margen de sus ahorros (algo inexcusable debido al azote de una pandemia sin precedentes) y para que no les suponga una cesión de un dinero que es de los vecinos.

"La mayoría de los ayuntamientos necesitan poder acceder a los 5.000 millones de euros del plan anti CIVID-19 para reactivar la economía local y seguir prestando servicios esenciales, reaccionar a una bajada de ingresos más que previsible y compensar el esfuerzo extra que les supone actuar frente a los contagios", ha insistido el portavoz del PP en la Diputación de Zaragoza (DPZ) y vicesecretario de Organización del PP de Zaragoza, Francisco Artajona.

"Sin embargo, la condición que les impone el Gobierno para acceder a las ayudas es entregar sus remanentes, en caso de que los tengan, y la mayoría de nuestros alcaldes no van a ceder a este chantaje", ha añadido.

La mayoría de los alcaldes han incidido en que esta 'cláusula' es "inadmisible" porque supone "entregar" el dinero que es de todos los vecinos", ha considerado la alcaldesa de Urrea de Jalón, Mari Carmen Lázaro.

Además, de entregarlo, les generaría un problema de tesorería que les impediría cumplir con los compromisos que tienen adquiridos con los proveedores o pagar las nóminas de los trabajadores.

El alcalde de Lumpiaque, Jesús Martínez, lo ha calificado de "enorme irresponsabilidad. "A los ayuntamientos se nos está pidiendo algo que no vamos a poder hacer, porque no podemos dejar las arcas vacías y dejar de pagar a nuestros trabajadores y proveedores".

DISMINUCIÓN DE TRANSFERENCIAS

El alcalde de Tarazona, Luis José Arrechea, ha explicado lo difícil de la situación: "En Tarazona hemos tenido que dejar a un lado nuestras inversiones sacando planes de ayudas a los comercios y hosteleros y otros sectores para que puedan mantener abiertos sus negocios. Si no se nos ayuda no podremos seguir haciéndolo, porque la crisis económica sólo acaba de empezar".

Artajona ha recordado, además, que muchos ayuntamientos no tienen en sus cuentas bancarias el remanente que indican sus estadísticas por diferentes ajustes de ingresos o gastos. Por lo tanto, entregar el remanente implicaría dejar a cero o en números rojos su tesorería, y eso, ante la merma de ingresos que van a sufrir, sería una "temeridad" porque no podrían afrontar sus pagos.

En este sentido, los ayuntamientos tendrán otro problema añadido el año que viene, que es la notable disminución de las transferencias que reciben del Gobierno por la participación de los tributos del Estado, que disminuirá en un porcentaje importante ante la previsible bajada de la recaudación.

A lo anterior, se le unirá la disminución de la recaudación local por la bajada de la actividad económica o los más que previsibles impagos de impuestos y tasas.

El edil de Chiprana, Javier Nicolás, ha alertado de la situación. "Este año vamos a sufrir una merma importante en la recaudación y el año que viene ni lo sabemos. ¿Cómo voy a entregar los ahorros que tenemos? ¿Como voy a pagar a mis trabajadores y a los proveedores si los entrego?".

"Este decreto es en muchos términos comparable al decreto del Gobierno con la desamortización de Madoz de 1855, cuando el Gobierno del bienio progresista confiscó los bienes comunales arruinando a los ayuntamientos y perjudicando a los agricultores que comían de cultivar esas tierras", ha relatado el alcalde de Rueda de Jalón, Bernardo Lario. Ha apostillado que llega en unos momentos en los que los municipios "necesitan un colchón importante de tesorería para afrontar sus gastos".

LA SOLUCIÓN: UN PLAN SIN CONDICIONES

La solicitud unánime de los alcaldes es un plan sin condiciones y sus necesidades pasan por dos claves. La primera es poder gastar lo que han ahorrado en sus cuentas durante estos años para compensar la disminución de recaudación que van a tener. De esta forma, estarán en disposición de seguir brindando unos servicios de calidad y de realizar inversiones mejoras en las infraestructuras.

Por otra parte, exigen poder acceder a fondos no reembolsables para poder reactivar la economía local y evitar cierre de negocios y el aumento del paro. Esto implicaría modificar el Decreto 27/2020 de 4 de agosto sobre medidas financieras de carácter extraordinario y urgente aplicables a las Entidades Locales en dos sentidos.

En primer lugar que no se condicione la asignación de los 5.000 millones del fondo no reembolsable a la entrega de los remanentes de los ayuntamientos; en segundo lugar que se permita la utilización de los remanentes acumulados de tesorería para gastos incondicionados.

Francisco Artajona ha recordado que el Gobierno central "debe velar" por la España Vacía, y que este plan no solo la ignora, sino que la perjudica, ha alertado.

"En España, el 85 por ciento de los municipios tienen menos de 5.000 habitantes; en Aragón, más del 95 por ciento tienen menos de 1.000 habitantes. "La España que se desangra poco a poco necesita ayuda para seguir existiendo, y para obtenerla no se les puede poner como condición la entregar sus ahorros, pues es la sangre que los mantiene vivos todavía", ha concluido.

Para leer más