Actualizado 29/06/2020 17:30:38 +00:00 CET

Aragón crea una prestación complementaria al ingreso mínimo vital para atender a quienes se queden fuera

El gerente del IASS, Joaquín Santos, y la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto.
El gerente del IASS, Joaquín Santos, y la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de Aragón, María Victoria Broto. - GOBIERNO DE ARAGÓN

El Ejecutivo autonómico trabaja para pasar en bloque a los actuales 8.000 perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción a Mínimo Vital

ZARAGOZA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón va poner en marcha una prestación complementaria al Ingreso Mínimo Vital para atender a las personas que se queden fuera de este último, que a partir de ahora va a abonar el Gobierno central.

Asimismo, va a establecer los mecanismos para crear el Servicio Público Aragonés para la Inclusión Social, una nueva estructura administrativa que favorezca la inserción social y laboral. Ambas medidas se incluyen en el decreto ley aprobado este lunes en Consejo de Gobierno.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos, se han pronunciado así en rueda de prensa, donde han explicado que el decreto ley adapta la situación aragonesa a la nueva realidad que supone la creación del Ingreso Mínimo Vital, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Broto ha remarcado que este nuevo ingreso es la medida social "más importante de lucha contra la pobreza que se ha puesto en marcha en España en democracia". Por su parte, el director gerente del IASS, Joaquín Santos, ha detallado que los cerca de 8.000 perceptores actuales del Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) tendrán en su mayoría derecho al Ingreso Mínimo Vital y de los 4.000 que reciben la ayuda de integración familiar, aproximadamente la mitad.

Por este motivo, el Gobierno de Aragón ha redefinido la normativa aragonesa para poder atender a aquellas personas que reciben actualmente el Ingreso Aragonés de Inserción, pero no tienen derecho al Ingreso Mínimo Vital con el objetivo de que nadie "se quede atrás", ha esgrimido Broto.

Ha añadido que se trata de garantizar una "respuesta digna a las situaciones de pobreza, llegando allí donde no llega el Ingreso Mínimo Vital, y poner en marcha un sistema de responsabilidad pública de apoyo a la inclusión social".

BENEFICIARIOS

La consejera ha indicado que entre los colectivos beneficiarios de la nueva prestación se encuentran jóvenes de entre 18 y 22 años que hayan estado bajo la guarda o tutela de la Administración y sigan un programa de emancipación hacia la vida independiente.

En estos momentos, en Aragón hay 44 jóvenes dentro de los programas de transición a la vida independiente y 18 en el programa de empleo juvenil.

Igualmente, serán beneficiarias de esta nueva prestación las personas sin hogar, quienes para recibir esta prestación deberán participar en programas de promoción y llevar, al menos, un año de los tres últimos en Aragón.

El director gerente del IASS ha dicho que a estos dos perfiles se unirán otros, si es necesario, cuando se conozca el impacto y el alcance del Ingreso Mínimo Vital en Aragón. Un decreto regulará esta prestación, que tendrá vigencia "mientras permanezcan las circunstancias que permiten recibir la ayuda" de forma que "no será necesario renovarla", ha apostillado.

Su cuantía será la misma que la del Ingreso Mínimo Vital, de 462 euros mensuales, si bien se puede elevar hasta los 1.015 euros para familias con más de dos hijos.

HASTA EL 15 DE SEPTIEMBRE

El gerente del IASS ha indicado también que el decreto ley aprobado este lunes contempla dar de plazo hasta el 15 de septiembre a aquellos perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción que tienen derecho al Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Broto ha recordado que es obligatorio que los perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción o de la Ayuda de Integración Familiar soliciten el IMV, si bien van a seguir percibiendo la prestación aragonesa "en tanto no se resuelvan sus peticiones del IMV con el objetivo de que no se produzca una situación de desprotección".

El gerente del IASS ha precisado, no obstante, que están trabajando con el Gobierno central para "pasar en bloque" a estos perceptores de las prestaciones aragonesas a la estatal "en próximas fechas", si las condiciones técnicas lo permite y así evitar que la tramitación se prolongue hasta el 15 de septiembre.

La consejera ha recordado que hay 1.800 unidades de convivencia que cobran la Ayuda de Integración Familiar que, "automáticamente, van a pasar a ser perceptores del IMV".

Por otra parte, el decreto ley aprobado este lunes prevé la puesta en marcha de un Servicio Público Aragonés para la Inserción Social que tiene como objetivo "atender de forma individualizada los casos y las situaciones de exclusión para diseñar itinerarios personales que permitan a estas personas salir de la exclusión y la pobreza y, sobre todo, evitar que esta se cronifique", que estará coordinado con las políticas de empleo, educación y vivienda, ha contado Santos.

A este nuevo servicio se adscribirán los recursos humanos que hasta ahora gestionaban el Ingreso Aragonés de Inserción tanto en la administración autonómica, como en comarcas y ayuntamientos, de modo que los recursos, especialmente los trabajadores sociales, "reorientarán sus actuaciones a prestar servicios en lugar de a tramitar prestaciones económicas".

Según el gerente del IASS, es una propuesta "largamente demandada, una aspiración que ahora puede ponerse en marcha para dar sentido a la vocación de los servicios sociales de favorecer la integración y la salida de la marginalidad". Este nuevo servicio que se desarrollará reglamentariamente en los próximos meses y podría estar funcionando en el plazo de un año.

52 MILLONES DE EUROS

Santos ha comentado que la dotación presupuestaria para 2020 del Ingreso Aragonés de Inserción es de 52 millones de euros, de los que en mayo ya se había gastado "más de la mitad del crédito" y ha considerad "complicado" saber qué cuantía no se deberá gastar fruto de la implantación del Ingreso Mínimo Vital ya que habrá que esperar a que el Gobierno central "reconozca efectivamente el derecho" y, mientras tanto, Aragón seguirá abonando el IAI.

Por su parte, Broto ha comentado que la situación de pobreza en la Comunidad autónoma está ocho puntos por debajo de la media de España, si bien todavía es preciso "avanzar en la inclusión", cuestión respecto a la que Santos ha indicado que ya era uno de los objetivos de esta legislatura crear el citado servicio público de inclusión social, en el que la iniciativa social podrá tener plazas concertadas para realizar itinerarios de inclusión.

Contador