El Ayuntamiento sanciona a Dragados por el "retraso calculado" en las viviendas sociales de Las Fuentes


Foto Hijar
EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 14:37:23CET

ZARAGOZA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de la sociedad municipal Zaragoza-Vivienda ha acordado sancionar a la empresa Dragados con 22.800 euros por el "retraso calculado" en la construcción de un bloque de 80 alojamientos con usos compartidos, situado en la calle Fray Luis Urbano, en el distrito de Las Fuentes.

El vicepresidente de Zaragoza-Vivienda, Pablo Híjar, ha informado de que esta sanción se le aplicará a la constructora por los 38 días de retraso acumulado entre septiembre y octubre de 2018, ya que solo ha certificado un 23,22 por ciento de la obra cuando tenía que ser del 36 por ciento.

"Creemos que se juega con una demanda social e histórica del barrio de Las Fuentes y el movimiento vecinal lo exige cuando además vemos que Dragados que tiene cuadrillas en las obras de pisos lujosos mientras las viviendas sociales las tiene paralizadas".

A su parecer, con esta actitud de Dragados, Híjar ha interpretado que "la multinacional intentar someter a posición de fuerza al Ayuntamiento de Zaragoza para recuperar la pérdida por la baja en la oferta o aumentar sus beneficios".

Al respecto, ha recordado que esta obra se licita por 6,8 millones de euros y se adjudica a Dragados al hacer una oferta de 5,9 millones de euros, que es una rebaja del 13 por ciento.

MODIFICACIÓN DE CONTRATO

La empresa ha pedido una modificación de contrato que "es una vieja práctica que se debería abandonar, por el que se presenta a concurso haciendo baja importante en la licitación y luego se pretende recuperar mediante una modificación de contrato con presión sobre el plazo de ejecución", ha descrito. Ante esta posible pretensión de Dragados ha dejado claro lo siguiente: "Va a ser que no porque y si ha pensado que podría funcionar, como en el pasado, ahora no va a funcionar".

"Pedimos que continúe y también seriedad, que no demore más en el tiempo la obra y si la abandona que lo diga, pero que no cause retraso a este proyecto necesario para el barrio".

En rueda de prensa, Pablo Híjar ha puntualizado que la obra "no está parada oficialmente, pero Dragados no tiene cuadrillas trabajando y la construcción no avanza".

Ha subrayado que se trata de un "proyecto serio y bien planteado y no pueden aducir otra coso que cumplir con el precio que dieron que era un tercio por debajo del precio de licitación y con mejoras y si no no se hubieran llevado ese contrato".

La táctica de Dragados, según ha estimado Híjar sería pedir una modificación de contrato y una vez aceptado exigir recuperar la parte de esa rebaja de la oferta del 13 por ciento".

CHANTAJE A LOS VECINOS

El concejal de Vivienda ha reconocido que hay "contactos de forma permanente, pero Dragados, no dice si va a continuar o no" y por eso temen que lo pretendan dilatar en el tiempo e intentar lograr algo que "es imposible que logren".

Por ello, ha considerado que "lo mejor es que sean honrados y asuman su compromiso o que sean honestos y dejen sacarlo a nueva licitación, aunque parece que prefieren hacer grandes torres para hacer negocios en el mercado privado".

Pablo Híjar ha indicado que si Dragados corrige los plazos de ejecución los 22.800 euros de sanción "se podrían reducir", aunque ha apuntado la posibilidad de que la empresa lo recurra.

"Espero que la tentación no sea responder con recursos y dilatar aún más la obra. Pido honestidad y si la quiere continuar que siga, aunque no ganará el dinero que pensaban con el chantaje al equipo de gobierno de la modificación de contrato, pero no existe esa posibilidad porque chantajea a los vecinos de Las Fuentes".