Bantierra cierra el primer semestre del ejercicio con un beneficio de 7,3 millones

El director general de Bantierra, Luis Ignacio Lucas, hoy en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 20/07/2018 15:19:44 CET

ZARAGOZA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Bantierra ha cerrado el primer semestre de este año con un beneficio neto de 7,3 millones de euros, el 80% del beneficio obtenido a lo largo de 2017. El director general de la entidad, Luis Ignacio Lucas Domínguez, ha confiado en que se pueda llegar a los once millones de euros de beneficio después de impuestos al finalizar 2018.

En rueda de prensa, Luis Ignacio Lucas ha dado a conocer las cifras del primer semestre de actividad de Bantierra en este 2018, expresando su "satisfacción", pero "no autocomplacencia", con los datos alcanzados, con un beneficio antes de impuestos de 9,5 millones, y ha resaltado el "dinamismo" de las cifras y de los equipos comerciales.

La puesta en marcha del plan de especialización de oficinas, el incremento en la cartera crediticia y de las operaciones financieras, junto a las menores necesidades de saneamientos por la reducción de la morosidad, son algunos de los motivos que justifican el crecimiento de los beneficios.

Ha advertido de que el incremento "es muy significativo", si bien ha estimado que "no es comparable" a los datos del pasado año, dado que Bantierra impulsó "dos operaciones importantísimas que marcaron los resultados". En primer lugar, "la creación del vehículo con activos tóxicos" y, en segundo, la venta de la red de caja de abogados. En todo caso, ha apuntado que el resultado de 2017 después de impuestos en el primer semestre fue de 2,5 millones.

Lucas ha detallado que los préstamos con garantía personal se han incrementado un 20,39% en el último año, mientras que los préstamos con garantía real han crecido en un 11,31% en el primer semestre con respecto a la misma fecha del año anterior.

Las cifras siguen permitiendo mejorar los márgenes procedentes del negocio recurrente, lo que unido al estricto control de los gastos de explotación permiten mejorar la eficiencia de Bantierra situándola en el 59,2%, casi un 3% mejor que el ejercicio anterior.

MOROSIDAD Y SOLVENCIA

Otro factor que ha permitido a Caja Rural de Aragón obtener estos beneficios es la reducción de la morosidad, que cerró a junio de 2018 en el 6,8%, medio punto por debajo de 2017 y en la media del sector, mejorando la tasa de cobertura hasta el 61%.

En cuanto a la solvencia, el capital de nivel 1 se sitúa en el 13,6%, un 0,7% por encima del cierre del ejercicio anterior. Otro dato relevante es la incorporación de 1.400 nuevos socios en este primer semestre. "El comportamiento está siendo positivo y refuerza el trabajo de cercanía de los compañeros", que transmiten a los clientes que este "es un proyecto fiable, solvente y de aquí, de la región".

Ha resaltado, asimismo, el comportamiento de la banca personal y privada, con un crecimiento en fondos de inversión superior al 6%, lo que eleva a casi 1.265 millones el total de los fondos gestionados desde Bantierra.

ESPECIALIZACIÓN DE OFICINAS

Estos datos son fruto "de una estrategia que comenzamos el año pasado de especialización de las oficinas", ha comentado el director general de Bantierra, para detallar que se ha reflejado en el impulso de oficinas especializadas en el ámbito rural; dedicadas al mundo empresarial y las pymes; y a los clientes particulares.

En el caso del negocio agrario, la Caja Rural de Aragón continúa líder en cuota de mercado en domiciliación de la PAC. En un entorno donde se han reducido 2.150 declaraciones, la entidad aragonesa ha logrado captar un 0,49% más de domiciliaciones alcanzando el 31,62% de la PAC en la Comunidad.

Lucas ha precisado que el porcentaje es del 43% en la provincia de Zaragoza y del 37% en Huesca. El incremento en la financiación también ha destacado en el negocio agrario con casi 6 millones más gestionados en anticipos PAC que en el ejercicio 2017.

APOYO A LAS EMPRESAS

El apoyo al tejido empresarial en los territorios donde está presente la Caja Rural aragonesa se constata con un incremento del 20,56% en cuentas de crédito para empresas, un 18,72% en operaciones de leasing y un 16,53% en descuento comercial.

Al respecto, Lucas ha advertido de que en los dos últimos años no se ha destinado "ni un euro a la promoción de viviendas". "Hoy por hoy no vamos a entrar a financiar el sector de la construcción y la promoción de viviendas. Tenemos que expurgar muchos de los pecados que hemos tenido", ha manifestado.

De hecho, ha argumentado que "nuestro negocio tradicional, y donde no deberíamos de habernos desenfocado nunca, es el agroalimentario", ha recalcado, para incidir en que la reestructuración y especialización de oficinas está prestando un mejor servicio a los clientes.

BANCA DIGITAL

Por otra parte, los clientes digitales siguen creciendo en Bantierra. Los usuarios que se han dado de alta por vez primera en Ruralvía, la banca electrónica, se han incrementado en un 5,38%. Esta apuesta por la innovación y el mundo digital emprendido en la entidad aragonesa ha logrado que hayan aumentado en un 36,42% los usuarios de banca móvil y en un 14,49% el número de operaciones por banca electrónica.

El compromiso de Bantierra con el medioambiente y la gestión en la disminución del consumo de papel ha logrado que se haya aumentado en un 17% los clientes el uso de Infomail, la herramienta por la cual los usuarios de la entidad reciben su correspondencia en medios digitales.

Esta apuesta por el mundo digital y el cuidado del medio ambiente ha llevado a reducir los costes, que han descendido en general un 5% "en diferentes epígrafes", con un ahorro que ya alcanza el millón de euros. Dado que los tipos de interés y el Euribor mejoran "poquísimo", la entidad está racionalizando sus gastos y tiene a su plantilla "pisando el acelerador al 200% para que el cliente deposite su confianza en nosotros".

MISIÓN Y VALORES

Durante este primer semestre se ha puesto en marcha el Proyecto Sirio. Un proceso de redefinición de la misión, visión y valores de la entidad, en el que más de 8.000 personas han sido consultadas y escuchadas, para conocer su opinión sobre Bantierra.

El Proyecto Sirio pretende construir una propuesta nueva de valor que guíe las relaciones futuras con clientes y socios y modele la forma de actuar de la Caja Rural de Aragón interna y externamente. Para ello, se cuenta con la participación activa de todos los empleados que son quienes "dan valor añadido" a la entidad.

De hecho, ha estimado que el "ánimo" de la plantilla no tiene ahora "nada que ver" con hace un año. "Hay que sacar pecho y salir hacia adelante", adaptándose a los cambios del sector, ha manifestado, para subrayar los valores que promueve la entidad: la cercanía, la colaboración, la sencillez y el entusiasmo.

La entidad cuenta con una red de 226 oficinas, aunque ha cerrado algunas de sus sedes en los últimos meses, reubicando a sus trabajadores y remodelando oficinas "para adaptarlas a los nuevos tiempos" y favorecer el contacto con el cliente, que pasa también por "gastar zapato" e ir a atenderlo en su negocio.

Por último, Lucas ha apostado por "cambiar la pirámide de clientes" para acercar la entidad al público joven, con acciones que les demuestren que las cajas rurales "no son ajenas al mundo tecnológico". Estos cambios en la banca digital se implantarán antes de finales de este año, si bien el director general ha deseado que se puedan implementar "en los próximos tres meses".

En otro orden de cosas, el director general se ha referido al impuesto a la banca anunciado por el Gobierno central, para opinar que "se deberían de buscar otras alternativas". Ha sostenido que no es correcto que, "con la excusa de que al sector financiero se le ha ayudado, ahora coger y cargar sobre las entidades financieras una tasa que busca parchear". "Tiene que haber otras alternativas para no cargar las tintas sobre un colectivo concreto", ha apostillado, recordando además que Bantierra y el conjunto de cajas rurales "no han recibido nada público".