Los bomberos de Zaragoza actualizan su formación en sofocar incendios en coches eléctricos y de hidrógeno

Publicado 10/12/2019 17:28:46CET
Prueba de extinción de fuego en un coche eléctrico con una manta ignífuga
Prueba de extinción de fuego en un coche eléctrico con una manta ignífuga - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

ZARAGOZA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los bomberos de Zaragoza se forman para incorporar nuevas herramientas y conocimientos con los que poder abordar, con las mejores garantías, su intervención en el caso de vehículos motorizados con nuevas tecnologías que, de manera creciente, se introducen en el mercado.

En concreto, se están realizando pruebas sobre extinción de incendios en vehículos eléctricos e híbridos, y muy pronto se trabajará también en los de pila de hidrógeno.

El pasado jueves, 5 de diciembre, agentes del Cuerpo de Bomberos han realizado un ensayo de intervención sobre un vehículo eléctrico en llamas, en el que han utilizado un innovador sistema de extinción
consistente en una gran manta ignífuga con la que se cubre todo el coche.

La prueba, que ha sido muy exitosa, se ha llevado a cabo en las instalaciones de la Escuela de Bomberos, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

El sistema, traído a España por el Instituto de Investigación sobre Vehículos que pertenece al sector asegurador, Centro Zaragoza, ha demostrado una "enorme capacidad" para contener el fuego, evitando su propagación al entorno y reduciendo la temperatura en las proximidades
del vehículo incendiado, de forma muy rápida y casi sin necesidad de agua ni de consumir ningún otro producto contaminante.

De hecho, en esta prueba se ha gastado un 96 por ciento menos de agua que si se hubieran utilizado sistemas convencionales. A los pocos minutos de cubrirse el vehículo incendiado la temperatura ha descendido desde unos 800 grados, a escasos centímetros del coche, a menos de 150 grados.

"FUGA TÉRMICA"

Este dato da una idea de cómo este sistema reduciría drásticamente el riesgo de que el incendio se propagase a otros vehículos o a elementos del entorno, situados cerca del coche incendiado.

Adicionalmente, se ha podido comprobar cómo, en apenas cinco minutos, el fuego habría quedado completamente sofocado en un vehículo convencional, al evitar el aporte de oxígeno.

Sin embargo, este tipo de siniestro en los vehículos eléctricos tiene distinta complejidad: cuando las baterías elevan su temperatura por encima de un determinado punto, se inicia el fenómeno denominado "fuga térmica", en inglés "thermal runaway", que consiste en una
reacción química en cadena entre sus celdas, que hace que el fuego se reinicie en la batería aún después de extinguido, tan pronto como el vehículo entra en contacto de nuevo con el oxígeno o el mismo deja de ser refrigerado con agua.

El análisis de varios casos reales de incendios de vehículos eléctricos, conocidos hasta el momento, pone de manifiesto que los equipos de bomberos habían necesitado consumir más de 10.000 litros de agua e invertir varias horas de trabajo hasta lograr la completa extinción del fuego.

En la prueba realizada por los bomberos de Zaragoza, siguiendo la
metodología propuesta por Centro Zaragoza, se ha extinguido completamente el fuego de un vehículo eléctrico con tan solo 400 litros de agua y en unos pocos minutos desde el momento en que se ha decidido poner fin a la prueba, después de haber verificado que el
sistema testado contenía el fuego durante horas, sin dañarse, y reducía la temperatura drásticamente, sin necesidad de emplear agua.

FORMACIÓN SOBRE VEHÍCULOS DE HIDRÓGENO

Además, los Bomberos de Zaragoza tienen previsto incorporarse, en próximos días, al proyecto europeo HyReponse 2020, 'http://www.hyresponse.eu/'.

Junto a otras 16 ciudades europeas, Zaragoza será una de las pioneras en la formación de especialistas en abordar incendios en el caso de coches de hidrógeno. Estos especialistas serán, a su vez, formadores de otros compañeros, tanto del propio Cuerpo municipal como de otros que así lo soliciten.

Aunque este tipo de vehículos es minoritario, es importante que los Bomberos estén formados en cómo actuar en cada situación, minimizando riesgos para las personas y para ellos mismos en las intervenciones, así como consiguiendo que sean lo más sostenibles y eficaces posible.

Para leer más