Actualizado 18/01/2016 20:36 CET

Celaya expone ante el Consejo de Salud de Aragón las medidas para mejorar las Urgencias

ZARAGOZA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sebastián Celaya, se ha reunido con la comisión permanente del Consejo de Salud de la Comunidad para explicar las diferentes medidas tomadas desde el Departamento con el objetivo de mejorar los dispositivos sanitarios de urgencias, entre las que se encuentra la apertura hasta las doce de la noche del Punto de Atención Continuada (PAC) del centro de salud de Sagasta de Zaragoza desde este lunes, 18 de enero.

El Consejo de Salud de Aragón está presidido por la directora general de Derechos y Garantías de los Usuarios, Ros Cihuelo, y la comisión permanente quedó constituida en su primer pleno, en octubre.

Entre sus componentes, hay representación de las organizaciones sindicales, de los colegios profesionales sanitarios, de asociaciones ciudadanas, de consumidores y pacientes, de los consejos de salud de zona y de la Administración local, además de representantes de la Administración sanitaria, ha informado el Ejecutivo autonómico en una nota de prensa.

Ante ellos, el consejero ha expuesto que además de abrir el PAC de Sagasta hasta las doce de la noche, el Departamento de Sanidad ha decidido mantener los cuatro PAC que ya están funcionando e instalar dos más, a medio plazo, en los dos centros de especialidades de Zaragoza, el 'Grande Covián' y el 'Inocencio Giménez'.

Otra acción será que reforzar el servicio telefónico de las urgencias sanitarias del 061 para que desde allí un profesional sanitario indiquen a los pacientes que llamen cuál es el lugar más adecuado para ser atendido.

También se va a reforzar el PAC que existe en la puerta del Hospital Miguel Servet de Zaragoza con un profesional de atención primaria para que quienes necesiten una menor atención sean tratado por él.

MÁS CAMAS

Por otra parte, el Departamento de Sanidad ha planteado la apertura de una planta en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, que se va a denominar hospital de corta estancia, a donde se dirigirán los pacientes que vayan a ser hospitalizados y no dispongan de una cama en la planta que les corresponda.

Asimismo, el sistema de gestión de camas funcionará las 24 horas para agilizar los ingresos y se va a asegurar que cada día estén disponibles las que habitualmente se necesitan desde Urgencias en cada época del año, que varía, y si existen sobrecargas se suspenderán intervenciones quirúrgicas programadas.

A medio plazo, el Departamento va a estudiar la organización y los turnos para reforzar las franjas horarias donde hacen falta más profesionales. El Gobierno de Aragón también ha abogado por mejorar la concienciación de la población para que acuda a ser atendida al centro más adecuado, según la gravedad y la patología.

En el caso de atención primaria, si en un centro de salud se detectan más de tres días de demora para recibir a un paciente, se abrirá una consulta de rebosamiento, aumentado sustituciones y refuerzos.