3 de junio de 2020
 
Publicado 08/03/2020 16:29:42 +01:00CET

8-M-.CERMI Aragón exige acabar con las barreras de acceso a la salud de las mujeres y niñas con discapacidad

ZARAGOZA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Aragón (CERMI Aragón) ha exigido acabar con las barreras de acceso a los servicios sanitarios que sufren las mujeres y niñas con discapacidad, incluida la atención sexual y reproductiva, creadas por el "patriarcado" y el "capacitismo".

Esta es la principal reivindicación de la Fundación CERMI Mujeres (FCM) en su manifiesto elaborado para este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, al que se suma CERMI Aragón. Además, el documento es el contenido de apertura de la edición de marzo de 2020 del boletín 'Generosidad' de la FCM.

La FCM reclama al Sistema Nacional de Salud (SNS) la puesta en marcha de una estrategia de salud y género que recoja las especificidades de las mujeres con discapacidad y que, a su vez, tome en cuenta las situaciones de las mujeres con fibromialgia, fatiga crónica, lupus, endometriosis y todas aquellas enfermedades orgánicas no reconocidas.

"Estas dolencias siguen estando silenciadas y puestas bajo sospecha, precisamente porque quienes las padecemos somos mujeres. La falta de investigación y tratamientos adecuados puede llegar a producir discapacidades, no siempre reconocidas", han advertido desde la organización.

En este sentido, la entidad plantea la necesidad de brindar una formación adecuada a todo el personal sanitario para atender las necesidades específicas de las pacientes con discapacidad, sin olvidarse de las supervivientes de violencia, así como de garantizar la accesibilidad de todos los servicios sanitarios y de la información que se proporciona.

DISCAPACIDAD PSICOSOCIAL

Asimismo, la FCM expresa su especial preocupación por las barreras que encuentran de forma específica las mujeres y niñas con discapacidad psicosocial, por lo que insta a adoptar las medidas apropiadas para asegurar que los servicios de salud mental incorporen un adecuado enfoque de género.

Así, se pretende garantizar que las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad psicosocial sean atendidas de forma adecuada lo más cerca posible de sus comunidades, incluso en zonas rurales, respetando su dignidad y sus derechos.

ESTERILIZACIÓN FORZOSA

Por otra parte, la FCM exige la erradicación en el ordenamiento jurídico de las esterilizaciones de mujeres y niñas con discapacidad sin su consentimiento. Por ello, insta a que el apoyo casi unánime que se dio en el Senado para la toma en consideración de una proposición de ley para modificar el artículo 156 del Código Penal se siga manteniendo en el resto del trámite parlamentario.

De la misma manera, reivindica la efectiva reactivación y desarrollo de la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva con inclusión de la atención a las mujeres y niñas con discapacidad de forma transversal, así como la actualización de la Encuesta de Salud Sexual, recabando y publicando los datos desagregados por presencia o no de discapacidad.

Por otro lado, demanda que se ponga fin al modelo de atención perinatal intervencionista que asume el proceso del embarazo y parto como enfermedad e ignora el puerperio como proceso natural de las mujeres que han parido. "A las mujeres con discapacidad, este modelo les impone procedimientos de atención al embarazo y al parto medicalizados, instrumentalizados y, en muchas ocasiones, finalizados mediante cesáreas impuestas", han señalado desde la FCM.

También han asegurado que "las mujeres y niñas con discapacidad siguen teniendo un acceso muy restringido a la atención sanitaria". A este respecto, ha denunciado que muchas veces son "directamente descartadas de los protocolos de salud establecidos o sometidas a tratamientos farmacológicos, como la contención química y la sobremedicación, e intervenciones quirúrgicas sin que exista indicación médica para ello y sin ser informadas y sin mediar su consentimiento".

Por último, desde la organización hann lamentado que estas situaciones se sigan produciendo pese a que se cumplen 25 años de la adopción de la Declaración de Beijing y en contra de lo que marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Para leer más