Publicado 28/06/2021 20:51CET

Los colectivos LGTBI+ se manifiestan en Zaragoza y reivindican una ley trans estatal "ya"

Los colectivos LGTBI+ se manifiestan en Zaragoza y reivindican una ley trans estatal "ya".
Los colectivos LGTBI+ se manifiestan en Zaragoza y reivindican una ley trans estatal "ya". - EUROPA PRESS

El alcalde de Zaragoza dice que respeta "al pie de la letra" el auto que ordena retirar la pancarta LGTBI+ del balcón municipal

ZARAGOZA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los colectivos LGTBI+ de Zaragoza han reivindicado este lunes, 28 de junio, Día del Orgullo, la aprobación "ya" de una ley trans estatal con una manifestación que ha reunido a numerosas personas y que ha salido de las escalinatas del Edificio Paraninfo para llegar hasta la plaza del Pilar, donde se ha dado lectura a un manifiesto de la Asamblea '28 de junio'.

Desde el colectivo Towanda, Pepe Paz ha indicado a Europa Press que el objetivo es "seguir recordando hasta el último momento que la ley trans debe incluir la autodeterminación de género también para las personas migrantes y menores, y reconocer la identidad de las personas no binarias".

Dune, activista independiente, quien ha leído parte del manifiesto, ha defendido "el derecho a elegir tu propio nombre y a una libre expresión de género", un tema "invisibilizado y que debe estar presente".

En representación de Crisallys, uno de sus miembros, Gabriel, ha apelado a los derechos humanos para decir que la ley trans anunciada por el Gobierno de España es "un gran avance", aunque "seguimos exigiendo la autodeterminación y otras medidas que van a facilitar los trámites de les menores, les migrantes y las personas no binarias".

Desde Maño Trans, Lucía Castro, ha lamentado "la falta de tratamientos hormonales para las mujeres trans, que no podemos encontrar" en la red pública, aunque "debería estar ya cubierto" por el Servicio Aragonés de Salud.

A su entender, "es muy bochornoso tener que pagar 60 euros por una píldora, cuando en la sanidad pública una tableta te sale por menos de un euro". Ha añadido que una mujer trans "requiere como mínimo tres píldoras diarias y algunas no pueden hacer frente a ese coste".

PANCARTA MUNICIPAL

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, la vicealcaldesa, Sara Fernández, y otros miembros del Gobierno municipal han participado en la manifestación portando la pancarta con el lema 'Zaragoza es diversidad', que ha sido retirada del balcón municipal en aplicación de un auto judicial, como medida cuatelarísima y a instancia de la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Azcón ha declarado que el Ayuntamiento respeta "al pie de la letra" las decisiones judiciales, añadiendo que lo importante, "muchas veces, no es la forma, sino el fondo" y por eso la pancarta ha estado presente en la manifestación.

"Lo importante es defender la libertad y la igualdad, la no discriminación por razones sexuales, defender la libertad sexual y eso no lo podemos hacer con una pancarta en el balcón del Ayuntamiento porque hay una resolución judicial que, de momento, lo impide", ha agregado.

También ha considerado que hay que seguir "luchando" porque "se ha podido recorrer una parte del camino, pero todavía queda por recorrer", de manera que las instituciones "tenemos que seguir reivindicando la igualdad real, también de los colectivos LGTB".

Jorge Azcón ha continuado afirmando que "el apoyo al colectivo trans es una cosa y la polémica que ha generado la ley trans otra distinta", haciendo notar que las leyes que no cuentan con un consenso amplio en la sociedad "tienen este tipo de problemas".

El alcalde ha avanzado que el Ayuntamiento tiene pensado hacer alguna campaña para ayudar a reivindicar este tipo de derechos, tras lo que ha considerado que hay que esperar "a ver qué es lo que dice la ley mañana --cuando la presente el Ejecutivo de España-- para saber cuál es la posición que adoptamos" puesto que hasta los socios de Gobierno del PSOE y Podemos "han tenido posiciones distintas".

MANIFIESTO

En el manifiesto, los convocantes han sostenido que las personas Trans "han dado la cara", han sido las "pioneras" del Colectivo LGTBIQ+ "en luchar por la liberación sexual de toda la población, como se puede leer en los lemas de las primeras manifestaciones, no solo en España. si no también a nivel global".

"Recordamos a nuestras compas de Stonewall, las trabajadoras sexuales, racializadas, latinas, migrantes, pobres, con diversidad funcional, cognitiva o neurodivergencias, quienes lucharon también contra la pandemia del VIH y no solo contra el virus, sino también contra el estigma que lleva implícito, creando redes de sororidad
donde las compañeras Trans trataban de ayudar a todas las personas que estaban siendo detenidas", han expuesto.

En España, han continuado, se aprobaron leyes "persecutorias" para las personas Trans, "como fueron la Ley de Vagos y Maleantes, la de Peligrosidad Social, Rehabilitación Social y Escándalo Público tan solo cinco décadas atrás".

Con ellas, se consiguió "criminalizar" al colectivo Trans, "condenándoles a privaciones de libertad e ingresos forzosos en centros psiquiátricos, sometiéndoles a torturas con la excusa de
investigar su salud mental".

Por estos motivos, "salimos a la calle en Zaragoza en memoria de todas ellas y para recordar a todo lo que ha sobrevivido la comunidad Trans y desde la memoria nos congregamos para exigir que se lleve a trámite la Ley Trans Estatal elaborada por los colectivos y el Ministerio de Igualdad", incluyendo el derecho a la autoderminación de la identidad de las personas menores, no binarias, migrantes y, también, la reparación de la discriminación institucional y social de las mayores y que representa todas las demandas y derechos que precisa el colectivo Trans "con urgencia".

Han reclamado que les sean respetados todos sus derechos humanos y en igualdad real para con el resto de la ciudadanía, añadiendo: "Como seres humanos tenemos derecho a usar nuestro nombre, el que nos representa, y a que se reconozca nuestra identidad libremente manifestada. También, las personas no binarias, que existen
y viven en la violencia del ostracismo, sin posibilidad jurídica que les represente".

"Este derecho del que disfrutan las personas Cis de forma inherente, es la base que sustenta el resto de los derechos que demandan las personas Trans, el derecho al propio nombre, a la expresión de género libremente manifestada, a una salud digna, al empleo, a la vivienda, y el derecho a la educación, libres de acoso y violencia sistemática en cada uno de los ámbitos en los que se desarrolla cualquier persona".

EXCLUSIÓN DE LA ATENCIÓN SANITARIA

Los convocantes han continuado afirmando que desde 1995, "un Gobierno socialista excluyó la atención sanitaria integral de las personas trans, de las prestaciones estatales de la sanidad pública por medio de un decreto", dejando esta competencia en manos del Gobierno de turno de cada comunidad autónoma" y, a partir de 2016, "se deterioró la atención sanitaria debido al continuo desabastecimiento de los tratamientos hormonales, tratamientos esenciales y privatizando la salud de las personas Trans".

En estos últimos dos años, "se ha incrementado la violencia sanitaria, puesto que los tratamientos que usan las mujeres Trans y algunas personas no binarias han desaparecido de las farmacias y los que se prescriben no tienen la calidad natural necesaria, lo que implica efectos secundarios en la salud", han asegurado.

"No vamos a consentir que se siga postergando que la democracia llegue también a las personas Trans y vamos a seguir condenando los discursos de odio vengan de donde vengan", han agregado, para concluir que los derechos de las personas Trans son derechos humanos y las líneas rojas están marcadas en las 12 comunidades autónomas que ya han recogido todos estos derechos en leyes Trans autonómicas, "la mayoría aprobadas por unanimidad como aquí, en Aragón".

Para leer más