Actualizado 01/12/2015 13:49 CET

El gasto social y la UZ absorben 350 millones del Presupuesto de 2016

Los consejros Guillén y Gimeno
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno de Aragón ha aprobado este martes el proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2016, que asciende a un total de 5.129,9 millones de euros, con un techo de gasto no financiero de 4.794 millones de euros, de los que más de 350 se destinarán al gasto social, con partidas como la renta básica, y a financiar la deuda a largo plazo de la Universidad de Zaragoza. Es un proyecto "social y viable", ha dicho el consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno.

   El presupuesto del Salud crece en 210 millones, situándose en 1.681,4, el de Educación aumenta en 74 hasta alcanzar los 831,2 millones, el del IASS sube en 37 millones y llega a los 339,9, el de Universidad e Innovación experimenta una subida de 10,7, hasta los 196,4 millones, el de Vivienda Social será de 12,7 millones, con un aumento de 2,8, y el de rehabilitación y regeneración de vivienda se eleva a 12,4 millones, 3,5 más que en 2015.

   En rueda de prensa, Gimeno ha dicho que la cifra global se sitúa en 5.129,9 millones de euros y que el gasto previsto es posible porque antes se ha impulsado la Ley de Meditas Tributarias para garantizar los Servicios Públicos, creando ingresos estructurales que permitirán financiar el gasto social.

   "Hasta donde hemos podido", el Gobierno ha encajado la exigencia de incremento del gasto social presentada por el grupo parlamentario de Podemos, que ha reclamado una subida de 405  millones en estas partidas. También se ha respondido a las peticiones de los otros dos partidos que le apoyan, CHA e IU, ha comentado Gimeno.

   El consejero ha dicho que el Presupuesto de 2016 incorpora gastos que hasta ahora no formaban parte de las cuentas públicas de la Comunidad Autónoma y ha insistido en que este anteproyecto de ley es "real", ya que no contempla ingresos públicos que después no se vayan a producir. Los vecinos de Zaragoza tendrán una exención del 60 por ciento en el pago del impuesto de contaminación de las aguas.

   Además, el Gobierno de Javier Lambán ha querido acercarse al objetivo de estabilidad  presupuestaria establecido por la UE y traspuesto a la legislación española, afirmando que la Comunidad  Autónoma se aproximará bastante el año próximo.

Para leer más