Consumo advierte del riesgo de asfixia con disfraces de Halloween que contengan cuerdas, lazos o piezas pequeñas

Halloween.
GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado 28/10/2018 10:59:40CET

ZARAGOZA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón ha advertido de los peligros que pueden conllevar los disfraces de Halloween que contengan cuerdas, lazos, complementos inflamables o piezas pequeñas, ya que pueden provocar asfixia.

Desde Consumo han recordado en una nota de prensa que las normas que regulan los disfraces para niños pretenden dotarlos de un plus de seguridad y por eso "no solo se deben cumplir las exigencias propias de las prendas de vestir, sino también la de juguetes, ya que son considerados como tales si van destinados a niños entre 1 y 14 años", ha apuntado la directora general de Protección de Consumidores y Usuarios, Ros Cihuelo.

La Inspección de Consumo ha llevado a cabo una campaña específica dirigida exclusivamente al control de disfraces para niños en la que ha controlado 45 artículos y revisado el etiquetado o la presencia de lazos y otros elementos que pudieran suponer un riesgo para la seguridad de los niños.

Se ha constatado que el 62 por ciento de ellas cumplen estrictamente con los controles y, en un 22 por ciento de los casos, el fallo consistía tan solo en la omisión de la palabra 'Advertencia', aunque sí constase la leyenda correspondiente a la misma. En el 95 por ciento de los casos se comprobó que no había elementos de riesgo objetivables en la parte alta del disfraz.

En la red de alerta se incorporan periódicamente productos de esta categoría que también controla la Inspección de Consumo. En el 2018, se han notificado 35 artículos relacionados con los disfraces y complementos. Al respecto se han realizado un total de 1.915 actuaciones y se han intervenido 451 unidades correspondientes a seis productos. El resto de productos no se localizaba en Aragón.

MARCADO 'CE'

En este sentido, Cihuelo ha recomendado "comprobar que los productos tienen el marcado 'CE', que es prueba de que el fabricante ha tenido presentes todas las condiciones de seguridad". Asimismo, ha aconsejado evitar que los disfraces "tengan lazos o cuerdas en la parte alta del disfraz para evitar estrangulamientos" y, si son para niños menores de 36 meses, "se deben evitar las piezas pequeñas con las que puedan atragantarse".

"Hay que tener en cuenta que las pelucas, barbas y otros complementos pueden estar fabricados con material inflamable y, por ello, no conviene que lo utilicen niños y, en todo caso, se ha de tener presente esa posibilidad evitando los cigarrillos, mecheros o aproximarse a estufas y otras fuentes de calor", ha añadido, quien ha considerado "muy importante comprobar que las caretas o antifaces tienen los orificios lo suficientemente amplios para que el niño pueda respirar bien".

En todo caso, "hay que conservar el ticket o justificante de compra para poder ejercer nuestros derechos ante una posible reclamación". Los consumidores tienen a su disposición el teléfono 900 12 13 14 y el correo consumo.doc@aragon.es para solicitar información.