Actualizado 21/04/2009 22:40 CET

Las Cortes de Aragón piden que el Patronato del Archivo de la Corona confirme la unidad documental

ZARAGOZA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de las Cortes de Aragón exigió hoy, martes 21 de abril, que se reúna de forma urgente el Patronato del Archivo de la Corona de Aragón para confirmar la unidad del fondo documental. El Parlamento autónomo aprobó por unanimidad una iniciativa que resumía otras dos presentadas por separado por PP y PAR.

El texto aprobado demandó que se reúnan el Ministerio de Cultura, la Generalitat de Cataluña y los Gobiernos de Aragón, Baleares y Valencia para comenzar a desarrollar las funciones que un Real Decreto atribuye al Patronato y para que este órgano informe a sus miembros, con carácter vinculante, sobre cualquier decisión que pueda afectar a la integridad de la unidad histórica del Archivo o a su gestión unificada.

Asimismo, las Cortes autónomas emplazan al Ejecutivo aragonés a propiciar la "defensa unitaria de la integridad del Archivo", en especial el Archivo Real, que es "patrimonio común indivisible y piedra angular del acervo histórico, cultural e identitario de nuestros respectivos pueblos".

Por otra parte, el Pleno parlamentario rechazó una proposición no de ley del PP, que defendió el diputado altoaragonés Antonio Torres y que pedía la reprobación de la consejera de Cultura, María Victoria Broto, por "no haber defendido los intereses de Aragón" en lo que se refiere a la recuperación del patrimonio histórico, aludiendo a la no participación del Gobierno autónomo en la subasta que permitió al Museo Comarcal y Diocesano de Lérida hacerse con una tabla medieval de Benabarre (Huesca).

Asimismo, Torres pidió, infructuosamente, la reprobación del viceconsejero de Cultura, Juan José Vázquez, "por la incompetencia demostrada en la gestión y defensa del patrimonio artístico de Aragón", también en el caso de la subasta de una tabla de Lanaja (Huesca).

La iniciativa fallida de Antonio Torres exigía al Gobierno autónomo que realice todas las acciones legales y políticas necesarias para que un retablo del siglo XV del pintor Pedro García, procedente del Castillo de Benabarre, y una tabla del siglo XV de Blasco de Grañén, del retablo de Lanaja, sean adquiridas por el Ejecutivo.