Actualizado 08/08/2007 21:50 CET

Los criadores de porcino de la provincia de Teruel sufren pérdidas que alcanzan los siete millones de euros en 6 meses

TERUEL, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los criadores de porcino de la provincia de Teruel se enfrentan a una grave crisis del sector con pérdidas que alcanzan los siete millones de euros en tan sólo seis meses. El presidente de la Asociación de Criadores de Porcino de Teruel (Acriporte), Jerónimo Carceller, ha asegurado a Europa Press que esta situación no viene "por el precio de venta del ganado, sino por el precio de compra de los cereales".

Carceller ha criticado que el precio del cereal siga subiendo. "Se ha disparado mucho ya que se desvía una parte de la producción para crear combustibles como el biodiésel", pero eso no se refleja después "en el precio de la venta del ganado". Por eso, los criadores se sienten "fuera de sitio" y "sin armas para combatir".

Los productores de porcino consideran que ésta no es una crisis normal, "en la que el mercado se vaya a autorregular" fruto de que un aumento de la producción de ganado haga bajar los precios, "sino que el problema viene de fuera" por lo que es "una cuestión que se escapa de las manos de los ganaderos".

Carceller ha afirmado que los precios del cereal, que además, es escaso, han subido en medio año hasta un 40 por ciento. Para él, los ganaderos "estamos en una situación de pérdidas y ahora mismo este negocio es ruinoso".

De ahí que el presidente de Acriporte haya afirmado "que si esto no se soluciona de aquí al final de año, los dueños de las explotaciones tendrán que cerrar" y "si ya había malestar para el relevo generacional, pero esto va a ser la puntilla".

Los criadores culpan de esta situación a la Unión Europea, cuyas decisiones políticas estiman que "no han sido del toda acertadas". "Hace dos años ya les dijimos que esto podía pasar" si una buena parte del cereal se utilizaba para la producción de biodiésel haciendo que los precios de este producto se incrementen, han comentado desde esta organización.