Publicado 08/12/2021 11:02CET

La Diputación de Zaragoza busca un hogar para los 70 perros que acoge su centro de protección animal

Archivo - La Diputación de Zaragoza busca un hogar para los 70 perros que acoge su centro de protección animal.
Archivo - La Diputación de Zaragoza busca un hogar para los 70 perros que acoge su centro de protección animal. - ARANZAZU NAVARRO - Archivo

ZARAGOZA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Zaragoza busca un hogar para los 70 perros que acoge actualmente su centro de protección animal, recogidos cuando vagaban sin dueño por los municipios de la provincia. La mayor parte de estos canes han sido abandonados y algunos de ellos llevan hasta seis años en las instalaciones.

Por eso, la DPZ ha animado a la población a adoptar, de forma responsable, de cara a las fiestas navideñas y ha alertado de lo que supone el abandono de estos animales. "Quiero lanzar un mensaje para rogar la colaboración ciudadana", ha manifestado el diputado delegado del centro de protección animal de la DPZ, Miguel Sanz.

Según ha dicho, "si nos ayudan a difundir las adopciones responsables, podremos encontrar un hogar para estos animales, ya que algunos de ellos llevan desde 2015 en nuestras instalaciones; aquí están en las mejores manos pero necesitan una familia" y ha recordado que las adopciones de estos perros son "totalmente gratuitas".

El centro de protección animal de la Diputación de Zaragoza acoge en estos momentos a una veintena de perros en sus instalaciones, mientras que el resto se encuentran en asociaciones animalistas, ha informado la DPZ en una nota de prensa.

"Aquí se les cura, si tienen alguna herida, se les cuida y se les implanta el chip obligatorio", ha contado Sanz. Ha añadido que gracias a la "gran labor" de los trabajadores, "que los sacan a pasear, juegan con ellos y les dan cariño, estos animales están muy bien atendidos, pero necesitan ser adoptados".

DECISIÓN QUE DEBE MEDITARSE

El diputado delegado del centro de protección animal de la DPZ ha comentado que la Navidad suele ser un momento en el que muchas personas toman la decisión de incluir una mascota en su núcleo familiar o regalar un perro a un amigo o conocido "sin saber con certeza si esa persona va a estar dispuesta a cuidarlo".

"Por ello, desde la Diputación de Zaragoza queremos advertir a los ciudadanos que adoptar un perro es una decisión que debe meditarse muy bien y sobre todo siendo conscientes en todo momento de la gran responsabilidad que implica", ha enfatizado Sanz.

Ha afirmado: "Queremos evitar a toda costa los casos de abandono animal o incluso su maltrato, ya que son conductas del todo inaceptables y que cuentan con consecuencias legales".

DIFICULTADES PARA LA ADOPCIÓN

La DPZ ha indicado que la mayor parte de los canes del centro son potencialmente peligrosos, son muy mayores y algunos de ellos presentan alguna patología, lo que complica y ralentiza mucho su proceso de adopción, a pesar del apoyo fundamental que prestan las asociaciones animalistas.

Los perros potencialmente peligrosos que cuida la DPZ son cruces de razas como 'pit bull', 'bull terrier' o 'american stanford', que llevan entre dos y cinco años en el centro. Aunque la gran mayoría tiene muy buen carácter con las personas, son más impredecibles con otros perros y, sobre todo, requieren que su propietario tenga licencia para su posesión, ha aclarado la institución provincial.

Desde 2012, la Diputación de Zaragoza no cobra nada a quienes adoptan uno de los animales que se atienden en el centro. De esta forma, se facilita el proceso de adopción, dejando claro que la prioridad es fomentar las adopciones responsables y con todos los requisitos legales, han incidido las citadas fuentes.

Todos los perros que son recogidos por la provincia son tratados por los veterinarios del centro, quienes les realizan una exploración, les curan las posibles enfermedades o heridas que puedan presentar, además de desparasitarles interna y externamente y vacunarles. Una vez dados esos pasos, comienza el proceso de búsqueda de dueños para los perros.

TURKO Y ARIA, 6 AÑOS EN EL CENTRO

Muchos de los perros que actualmente acoge el centro de protección animal de la Diputación de Zaragoza llevan entre tres y seis años viviendo en las instalaciones. Aria es el animal que más tiempo lleva en las instalaciones, una perra cruce de 'pit bull' y 'bull terrier' de siete años, y Turko, un 'american stanford' de ocho años, está allí desde 2015. Ambos son perros potencialmente peligrosos y para su adopción se necesita licencia.

Las personas interesadas en contactar con el centro pueden escribir un correo electrónico a 'ctveterinariozaragoza@gmail.com' o consultar la página de Facebook Adopciones Diputación de Zaragoza - Centro Técnico Veterinario (@adopcionesDPZ).