Actualizado 03/03/2015 16:00 CET

Activan el convenio de pastoreo en cortafuegos

Monte
Foto: FNYH

TERUEL, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Diputación Provincial de Teruel (DPT) y la dirección general de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón han iniciado la campaña informativa del nuevo acuerdo que va a permitir reducir la carga de combustible y prevenir incendios forestales gracias a la incorporación de ganadería extensiva en diferentes cortafuegos de la provincia.

   El vicepresidente primero de la DPT, Francisco Abril, y el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, han participado en la reunión de la Comisión de Seguimiento en la que se ha analizado el trabajo realizado hasta el momento, ha informado la institución provincial en una nota de prensa.

   La DPT ha remitido una carta a los ayuntamientos de 113 municipios turolenses en la que informa de las condiciones del convenio para 2015, que incrementa de 500 a 750 hectáreas de cortafuegos en las que se podrán realizar labores de pastoreo y cuya dotación presupuestaria es de 75.000 euros, un 50 por ciento más que en 2014.

   Los ganaderos que estén interesados en participar en esta nueva edición deberán comunicarlo al ayuntamiento de su localidad antes del 10 de marzo de 2015. Posteriormente, será el consistorio quien remita la información a los servicios agropecuarios de la Diputación de Teruel.

   La DPT ha precisado que de los 113 municipios con áreas de cortafuego, 30 tendrán prioridad por encontrarse en una zona de riesgo medio y alto de incendios.

   Se trata de Alcaine, Alcorisa, Anadón, Ariño, Bañón, Beceite, Calamocha, Castellote, Cortes de Aragón, Crivillén, Ejulve, Fuestespalda, Hoz de la Vieja, Huesa del Común, Iglesuela del Cid, La Ginebrosa, Lanzuela, Maicas, Monroyo, Montalbán, Muniesa, Obón, Riodeva, Torre de las Arcas, Torre de Arcas, Torrecilla de Alcañiz, Torrecilla del Rebollar, Tramacastilla, Valderrobres y Villarluengo.

INTERÉS DE LOS GANADEROS

   El vicepresidente primero de la Diputación de Teruel ha señalado que "el interés demostrado por los ganaderos de nuestra provincia y los resultados obtenidos en la campaña de 2014 nos ha animado a renovar este acuerdo que nos permite recuperar una labor tradicional de la ganadería extensiva para el mantenimiento de cortafuegos".

   Abril ha subrayado que "esta es una de las mejores vías para controlar eficazmente la vegetación herbácea y arbustiva y evitar así los incendios forestales", al tiempo que "contribuye a apoyar al sector primario de la provincia y, especialmente, la ganadería extensiva, de la que depende en buena medida el medio rural turolense".

   Este acuerdo se enmarca, a su juicio, "en las políticas contra la despoblación en las que trabajamos desde la Diputación de Teruel". Según el convenio, el Gobierno de la Comunidad debe seleccionar las zonas de alto riesgo de incendios donde podrá pastar el ganado y efectuar el seguimiento y certificación del pastoreo efectivo en las zonas asignadas a cada rebaño.

   Por su parte, la Diputación Provincial de Teruel elige a los ganaderos que podrán realizar labores de pastoreo y el pago de las actuaciones realizadas.

Para leer más