Publicado 14/12/2021 11:13CET

Endesa realiza más de 100 intervenciones para garantizar el suministro eléctrico en las zonas de riada

Endesa ha realizado desde el pasado viernes más de cien intervenciones para garantizar el suministro eléctrico en todas las localidades de la provincia de Zaragoza afectadas por la crecida del Ebro.
Endesa ha realizado desde el pasado viernes más de cien intervenciones para garantizar el suministro eléctrico en todas las localidades de la provincia de Zaragoza afectadas por la crecida del Ebro. - ENDESA

ZARAGOZA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Endesa ha realizado desde el pasado viernes más de cien intervenciones para garantizar el suministro eléctrico en todas las localidades de la provincia de Zaragoza afectadas por la crecida del Ebro.

La compañía ha comunicado que ha adoptado todas las medidas a su alcance y mantiene activado "un dispositivo técnico y humano, compuesto por más de 80 personas" entre personal propio y empresas contratistas, con el objeto de "asegurar la calidad del servicio eléctrico" en los principales "núcleos rurales y urbanos, polígonos industriales y explotaciones agrícolas y ganaderas" próximas al cauce del río.

El plan de revisión establecido ha alcanzado a 23 instalaciones de la red de media tensión de Zaragoza capital y a más de 80 instalaciones de media y baja tensión de las localidades de Gallur, Pradilla de Ebro, Alcalá de Ebro, Remolinos, Boquiñeni, Cabañas de Ebro, Alagón, Alfocea, El Burgo de Ebro, Fuentes de Ebro, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto de Ebro, Gelsa, La Zaida, Sástago, Escatrón y Chiprana.

La empresa eléctrica ha indicado que, desde que la Confederación Hidrográfica del Ebro declarase el pasado viernes, 10 de diciembre, el nivel 1 de emergencia por avenida extraordinaria de agua en el cauce del río Ebro, se activó su Plan Operativo de Emergencia.

Mediante este operativo se procedió al refuerzo de recursos materiales y humanos con el objetivo de "supervisar todos los puntos de la red que, por experiencias anteriores, eran susceptibles de inundación", con el objeto de "anticipar soluciones" a las posibles incidencias.

Entre las principales actuaciones realizadas han destacado la instalación de bombas para la extracción de agua en subestaciones y centros de transformación; la apertura preventiva, "de acuerdo con los clientes", de instalaciones de media tensión; y la movilización de grupos electrógenos.

Igualmente se ha revisado la red de alta tensión, "en especial en las subestaciones transformadoras que presentan riesgo de inundación" por nivel freático, y la "vigilancia de equipos, sistemas y de otros elementos de la red como apoyos y galerías de cables subterráneos".

Todas estas acciones están siendo coordinadas y supervisadas por el Centro de Control de la Red de Endesa en Zaragoza, desde donde se opera y controla el correcto funcionamiento del sistema a través de una gestión unificada de todos los recursos de la compañía.

El Centro de Control ofrece también un servicio de información exclusivo para los municipios, con el objetivo de "coordinar con los servicios técnicos de los ayuntamientos la gestión de las posibles incidencias". Igualmente se encuentra en coordinación con todos los servicios de emergencia locales y regionales, Protección Civil y fuerzas de seguridad del Estado.

Desde Endesa han resaltado que mantendrá activo su Plan Operativo de Emergencia "hasta que finalice el riesgo de incidencias" en la red eléctrica y afectación al suministro como consecuencia de la crecida del Ebro.

Para leer más