La exposición 'Panteones Reales de Aragón' recorre la historia del Reino y la Corona a través de 144 piezas


José Luis Rodrigo, Mayte Pérez y Marisancho Menjón
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2018 14:04:14CET

Se puede visitar en el Edificio Pignatelli de Zaragoza del 20 de diciembre al 17 de marzo

ZARAGOZA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Panteones Reales de Aragón' recorre la historia de creación del Reino y su transformación en Corona a través de 144 piezas pertenecientes o vinculadas con los monasterios que fueron elegidos por los integrantes del linaje de la Casa de Aragón para ser enterrados, comenzando por San Juan de la Peña y llegando hasta Poblet y Santes Creus.

Además, se hace referencia a figuras que fueron sepultadas fuera de este territorio, como Fernando el Católico, que lo fue en Granada, o Santa Isabel de Portugal y Catalina de Aragón, fruto de alianzas estratégicas con otras potencias europeas del momento o por la unión de las dos grandes coronas de la península.

Así lo han explicado en rueda de prensa la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, el director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, y la comisaria de la muestra, Marisancho Menjón.

La consejera de Cultura ha recordado que la idea de organizar esta muestra partió del presidente de la Comunidad, Javier Lambán, dentro del "compromiso de apoyo a la cultura, el talento, la creatividad, pero también al patrimonio", cuyo conocimiento crea "identidad" y "autoestima" por lo que ha representado Aragón en la historia de España, un papel que debe seguir jugando como tierra "de consenso y de fiar".

Mayte Pérez ha asegurado que este "paseo por la historia" que ofrece la muestra se complementará con la visita in situ de los panteones reales, una ruta que ha dicho que se presentará después de las Navidades.

DIFUSIÓN DE LA CULTURA

El director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, entidad que ha colaborado en la organización de la exposición, ha explicado que uno de los principales objetivos de la fundación "es difundir la cultura, fomentar el desarrollo del territorio y el arraigo identitario de los aragoneses" y esta muestra "logra aunar estos objetivos".

Rodrigo ha remarcado la "fuerte vinculación con este territorio" de Ibercaja, una Comunidad que "tiene un pasado que merece ser conocido y valorado", tanto por los aragoneses, como por los visitantes y esta muestra permite acercarse a él y a los lugares "significativos y simbólicos de Aragón".

Por otra parte, ha apuntado que el linaje aragonés es uno de los pocos europeos que cuenta con los restos óseos de sus primeros reyes en un estado de conservación que ha permitido su estudio y ha recordado que el pasado mes de junio, también en un proyecto en colaboración con el Gobierno de Aragón, tuvo lugar la reinhumación de los restos óseos del linaje real en San Juan de la Peña, a cuyo panteón volvieron "30 años después" de haber sido extraídos de allí.

RECORRIDO CRONOLÓGICO Y ESPACIAL

La historiadora y comisaria de la muestra, Marisancho Menjón, ha indicado que la exposición realiza un recorrido cronológico y espacial por los enclaves monumentales que representan los monasterios, "que fueron en su mayoría los lugares elegidos por los monarcas aragoneses para su enterramiento".

La muestra explica por qué esto fue así, además de referirse a la importancia histórica de estos lugares, que eran "centros que organizaban el territorio, ayudaban a poblarlo, a estructurarlo, a ponerlo en cultivo, centros de cultura, que creaban o encargaban arte y por eso tenían un patrimonio tan valioso".

En la exposición se puede ver el carácter más humilde de los panteones en los comienzos del reino y como "se van enriqueciendo y adaptándose a la evolución del arte, llegando ser grandes panteones góticos", ha dicho Menjón.

Ha precisado que el recorrido comienza en el Monasterio de San Juan de la Peña, "donde empezó el nacimiento de Aragón, en el centro de sus montañas" para seguir después por otros panteones elegidos por los monarcas en los territorios conquistados, conforme se amplía el reino y con su transformación en corona.

La exposición ofrece una selección de piezas "relevantes" que tienen que ver con la historia de esos lugares, con la importancia que alcanzaron y que también muestran "el patrimonio extraordinario que atesoraron y que todavía se conserva a pesar de la historia dura que han sufrido los monasterios por la desamortización", ha apuntado la comisaria.

Ha añadido que las piezas que se pueden contemplar en la exposición "hablan de las relaciones que mantuvieron estos lugares con el linaje real" y el interés por perpetuar su memoria, no solo del linaje, sino también de cada monarca, lo que refleja su "voluntad de permanencia simbólica".

Entre otras cosas, se pueden ver pinturas, esculturas, relieves, orfebrería, libros, documentos y piezas textiles que proceden de una treintena de instituciones españolas y de países como Francia, Portugal y Argentina.

CONTENIDO

La exposición se articula en diez ámbitos. El primero se centra en el Monasterio de San Juan de la Peña, primer panteón real de Aragón, y sigue por Santa Cruz de la Serós, el Monasterio de San Victorián, el Castillo-Monasterio de Montearagón y la Iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca.

Además, hay un espacio para el Monasterio de Sijena, que alojó los restos de su reina fundadora, Sancha, y del monarca derrotado y muerto en Muret, Pedro II. Todos estos lugares se encuentran en la provincia de Huesca.

Otro de los ámbitos se centra en Barcelona, en cuya catedral quiso ser enterrada la reina Petronila, así como en los monasterios de Poblet y Santes Creus, en la provincia de Tarragona, donde se encuentran los grandes panteones góticos de la época de la Corona de Aragón.

Se menciona brevemente los centros monásticos franciscanos que acogieron los restos Alfonso III, en Barcelona, y Alfonso IV, en Lérida, cuando Poblet no había llegado a ser el panteón dinástico en que se convirtió a partir de Pedro IV.

En el centro del recorrido se presenta un espacio dedicado a las ceremonias fúnebres, a la muerte del rey, que siempre era un momento crítico para el reino, aunque estuviera asegurada la sucesión, que, entre otras cosas, cuenta con el cuadro de los últimos momentos de Jaime I.

A continuación, la exposición recuerda a las figuras del linaje que fueron sepultados lejos de casa, como Fernando el Católico, Santa Isabel de Portugal, Catalina de Aragón, primera esposa de Enrique VIII, y Juana la loca, la última mujer que mantuvo los derechos del linaje de la casa aragonesa.

También dedica un pequeño homenaje a las figuras que han luchado por preservar este patrimonio monacal, como el erudito y artista oscense Valentín Carderera, "gracias a quien muchos de estos lugares se conservan en toda España".

VALOR ESTÉTICO

El director de arte de la exposición es el diseñador Isidro Ferrer, quien junto con el resto de profesionales que han participado en ella han logrando una estética atractiva, que complementa el valor que tienen las piezas y el resto del contenido.

Además, cuenta con un apartado de realidad virtual, donde a través de gafas de 3D se puede ver la imagen de los panteones de San Juan de la Peña y Sijena antes de la Guerra Civil, así como con audiovisuales y una pieza de música de la liturgia mozárabe grabada para la ocasión.

Por otra parte, durante las fiestas navideñas se va a proyectar sobre la fachada de los jardines del Edificio Pignatelli un video mapping con una duración de seis minutos y que quiere servir de reclamo para que el público visite la muestra, cuyo acceso tiene lugar por un lugar poco habitual, la puerta lateral de la parte de atrás del edificio, la más próxima a la plaza de Toros, en la calle Vicente Gómez Salvo.

El acceso a la muestra es gratuito y se puede visitar de martes a viernes de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas; los sábados, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas; y los domingos, de 10.00 a 14.00 horas. Los días 25 de diciembre y 1 y 6 de enero permanecerá cerrada al público.

Contador