Publicado 11/03/2022 14:33

La FEMZ advierte que el coste de la luz y el gas es "inasumible" para las empresas de alto consumo energético

La Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza analizan la situación de la industria tras el incremento del coste energético.
La Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza analizan la situación de la industria tras el incremento del coste energético. - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza (FEMZ) ha advertido que todas las empresas se están viendo afectadas por el incremento de los precios, pero las grandes consumidoras de energía como fundiciones, recubrimientos metálicos o electrolisis están registrando "unos costes totalmente inasumibles".

El presidente de la FEMZ, Javier Ferrer, ha criticado este viernes la grave situación que están pasando las empresas del sector como consecuencia del incremento de los precios de la energía, y ha afirmado que depende del Gobierno central bajar el precio de la electricidad y que puede hacerlo "hoy mismo".

En este encuentro, Ferrer, ha estado acompañado por el director general de Itesal, Armando Mateos; el director general de Ebroacero, Ignacio Giménez, el presidente de la Asociación de Instalaciones Eléctricas de Zaragoza, Julio Amaro; y el presidente de la Asociación de Empresarios de Ascensores de Aragón, Antonio García.

En la comparación de los precios entre 2021 y 2022, el precio de la luz se ha incrementado un 901,25 por ciento, pasando de 54,43 a 544,98 euros el megavatio por hora; y el precio del gas ha subido un 1.185,9 por ciento, pasando de 16,67 a 214,36 euros el megavatio/hora. "Esto para cualquier empresa es inaceptable", ha lamentado Ferrer.

Los empresarios del sector han asegurado que la recaudación del Estado por impuestos de la energía ha crecido de forma exponencial por lo que el Gobierno de España puede y debe tomar medidas a corto plazo para paliar esta situación. Asimismo, a largo plazo creen que el Ejecutivo tiene que fomentar las centrales nucleares, las renovables o la investigación en el almacenamiento de la energía como el hidrógeno.

"Nuestra factura de electricidad ha pasado de 60.000 euros al mes a 200.000 euros; y la del gas de 25.000 euros al mes a 60.000 euros. Unos costes impensables que nos obligan a asumirlos, por un lado, y a repercutirlos al cliente, por otro", han destacado el director general de Itesal y el presidente de la Asociación Española del Aluminio, Armando Mateos.

"Pedimos que se contenga el precio y que se tomen medidas políticas hasta que los precios sean razonables y estables", ha continuado Mateo.

EMPRESA FAMILIAR

Por otra parte, el director general de Ebroacero, Ignacio Giménez, ha subrayado que la suya es una empresa familiar, cuya prioridad es seguir trabajando por sus clientes y trabajadores, "pero estamos trabajando a pérdidas". "No puede ser que la industria esté vendiendo a un precio hoy y fabricándolo a otro mañana", ha agregado.

En esta línea, las empresas han visto reducida tanto su rentabilidad como sus márgenes y han pedido la utilización de mecanismos de protección que eviten que los ERTE se conviertan en ERE, como se ha hecho durante la pandemia, con los ERTE por causa mayor.