Fundación Uncastillo conmemora la venta de la Iglesia de San Miguel

Actualizado 15/05/2015 14:11:18 CET
Portada de la Iglesia de San Miguel de Uncastillo en 1915
FUNDACIÓN UNCASTILLO

UNCASTILLO (ZARAGOZA), 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Uncastillo ha organizado este fin de semana distintos actos para conmemorar el centenario de la venta y expolio de la portada románica de la Iglesia de San Miguel.

Con el patrocinio de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), se han organizado una serie de actos para este sábado y domingo, días 16 y 17 de mayo, para recordar esta efeméride, como las conferencias de la jefa de Servicio de Investigación y Difusión del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Eva María Alquezar, sobre 'La venta de la portada de San Miguel de Uncastillo al Museo de Bellas Artes de Boston, Massachusetts'.

Asimismo, el agente de Protección del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Miguel Ángel Zapater, y la técnica de Archivo y Biblioteca del Ayuntamiento de Ejea, Asunción Gil Orrios, hablarán sobre el 'Estudio histórico de la iglesia de San Miguel de Uncastillo y su contextualización en el arte románico', y el director de la Fundación Uncastillo, José Francisco García, impartirá una charla acerca de la restauración de la iglesia de San Miguel realizada por la propia Fundación.

Los actos se completan con una exposición fotográfica de imágenes históricas de la portada de San Miguel antes de su arranque, detalles escultóricos, montaje en el Museo de Boston y del proceso de restauración de la iglesia, así como una visita al taller de cantería Olnasa, en Uncastillo, donde se exhibe una reproducción a tamaño natural de la portada.

VENDIDA POR 800 PESETAS

En 1915, el obispado de Jaca vendió la iglesia de San Miguel por 800 pesetas. El Ayuntamiento se opuso y no aceptó, como compensación, la mitad de esa cantidad que le ofrecía el obispado. La portada y las esculturas de capiteles de las ventanas y ménsulas de los aleros fueron adquiridas por el tratante de antigüedades barcelonés Salvador Babra que, a su vez, las vendió en 1927 al Museum of Fine Arts de Boston. En 1928, las 215 piezas salieron desde el puerto de Tarragona embaladas en 148 cajas que pesaron 28 toneladas.

En 1930, la portada de San Miguel se montó en el Museo de Boston, con muchas dificultades al no haberse tomado la precaución, durante el arranque, de realizar dibujos de ubicación de las dovelas, columnas y capiteles. En la actualidad es la pieza escultórica románica más relevante del museo, ha explicado la Fundación Uncastillo en una nota de prensa.

La iglesia de San Miguel se edificó a mediados del siglo XII. Es de planta única y ábside semicircular. En 1249, su bóveda de cañón se sustituyó por una de crucería, posiblemente por algún problema constructivo.

"Si bien su interior es austero, exteriormente presentaba una riquísima labor escultórica, especialmente en la portada, capiteles y alero, guardando grandes similitudes en motivos y talla con la de Santa María, también en Uncastillo", ha detallado la Fundación.

SAN MIGUEL Y EL DEMONIO

La portada tiene cinco metros de altura por cuatro de anchura. Representa en su tímpano a San Miguel disputándose un alma con un demonio y en las tres arquivoltas hay más de sesenta figuras de guerreros, saltimbanquis, músicos y animales, que reflejan la complejidad de la sociedad medieval.

En el año 1999, la iglesia estaba dividida en dos propiedades. La de los pies se dedicaba a almacén y la de la cabecera a vivienda. La Fundación Uncastillo entró en contacto con la familia propietaria de la mitad oeste y la adquirió para albergar su sede.

A lo largo de 2001 se ejecutaron las obras de restauración, siguiendo el proyecto del arquitecto, y patrono de la Fundación, Jesús Bonafonte Pueyo. Las excavaciones previas permitieron descubrir enterramientos anteriores a la construcción del templo y la limpieza de las paredes dejar a la vista los restos de las cruces de consagración pintadas sobre los muros.

La restauración combina el respeto al edificio medieval y la necesaria adaptación a su nuevo uso como salón de actos. Se recuperó el coro, lo que amplió la capacidad de público, se colocó un suelo de losa de piedra arenisca local, y se la dotó de sistemas de megafonía, iluminación y proyección.

La capacidad del salón de congresos es de 80 personas y se utiliza tanto para actividades de la propia Fundación Uncastillo, como para otros tipos de eventos organizados por asociaciones, instituciones y empresas de ámbito regional y nacional.

Para leer más