Gracia seguirá al frente de la DPH para abanderar la lucha contra la despoblación

Publicado 13/06/2019 14:52:33CET

HUESCA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Huesca (DPH), el socialista Miguel Gracia, ha asegurado que su renuncia al escaño en las Cortes de Aragón ha sido "una decisión muy meditada", y seguirá en la institución provincial abanderando la lucha contra la despoblación. Asimismo, Gracia ha argumentado que "compatibilizar cargos es muy complicado y socialmente no está bien visto".

Miguel Gracia repetirá como presidente de la DPH. En las lista de las Cortes de Aragón por Huesca, figuraba en el número 3, después de Fernando Sabés y Olvido Moratinos. Su escaño en las Cortes será ocupado la ocupará alcaldesa de Estadilla, Carmen Sahún.

Gracia ha asegurado que ha sido "una decisión personal", muy "meditada", pero también analizada por la Federación Altoaragonesa del PSOE. En su opinión, aunque sean cargos compatibles, la ciudadanía no entiende que se acumulen cargos: "Hoy en día compatibilizar, por muy legal que sea, es complicado y ni socialmente está bien visto, además creo que nos tenemos que dedicar con toda
intensidad a la institución en la que estamos".

Otra de las razones que ha apuntado Gracia para su renuncia es seguir dando continuidad en la Diputación a las principales líneas políticas emprendidas en los últimos años y continuar abanderando la lucha contra la despoblación. "La Diputación está inmersa en un liderazgo a nivel nacional en el tema de la despoblación, entre las tres o cuatro provincias que más estamos trabajando este tema, contando con la relación del Ministerio".

PACTOS

Respecto a los pactos en los distintos ayuntamientos de la provincia, Miguel Gracia ha dicho que "estamos hablando, sobre todo con el PAR, en la reproducción de lo que es el pacto de Aragón entre el PSOE y el PAR". Ha añadido que "tenemos una tradición en esta provincia y aún teniendo mayorías absolutas siempre hemos abierto la puerta a la gobernabilidad".

Asimismo, Gracia ha confiado en que Ciudadanos apoye al PSOE en ayuntamientos como los de la ciudad de Huesca y Monzón. "Volver a reproducir la foto de Castilla y León o de Andalucía no es bueno, primero ni para ellos y después para la propia sociedad".

Ha apostillado que "Ciudadanos pierde una oportunidad tremenda
de ser un partido liberal y centrado que puede apoyar a un lado y al otro".