Actualizado 15/01/2009 16:44 CET

Innova.- AECEM cree que España alcanzará la media europea en penetración de comercio electrónico en 3 ó 4 años

ZARAGOZA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECEM), Martí Manent, aseguró hoy que la empresa española "no se ha tomado suficientemente en serio" durante muchos años el comercio electrónico, pero que esta tendencia está cambiando y hoy "es palpable un interés muy grande" de los empresarios en evolucionar en este sentido. Aunque ahora se encuentra bastante por debajo de la media europea en penetración del e-comerce, Manent confía que España se pueda equiparse en este campo al conjunto de Europa en tres o cuatro años.

El presidente de AECEM hizo estas declaraciones a Europa Press con motivo de la jornada 'Curso práctico de comercio electrónico para Pymes', curso itinerante organizado por esta asociación con financiación del Programa Avanza del Ministerio de Industria y Turismo y que recorrerá un total de 10 ciudades españolas.

En Zaragoza cuenta con la colaboración de la Cámara de Comercio de esta provincia y de la Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas en Aragón (CEPYME Aragón), en cuya sede se ha desarrollado la jornada.

Un total de 130 pymes se han inscrito a esta jornada. "Un auténtico éxito", a juicio de Manent, quien afirmó que han recibido la petición de repetir esta jornada --algo que sucederá probablemente antes del verano--. Manent subrayó que este "éxito" pone de manifiesto la eclosión del interés de la pyme por el uso de ese canal como herramienta de comercio y marketing.

El catalizador de esta eclosión es, a juicio de Manent, "la crisis económica que lo está acelerando todo". Los clientes se están volcando a internet donde encuentran mayor oferta y mejores precios. También la publicidad está realizando una "migración a la red", ya que es más eficiente porque tienen mayor capacidad para dirigir su mensaje a un público objetivo.

En el año 2007, el volumen del comercio electrónico en España al consumidor final ascendió a los 4.700 millones de euros y en 2008 se calcula que se situará entre los 6.000 y 6.500 millones de euros. "Hay más de nueve millones de compradores en la red" señaló Manent, cifra que, según un estudio de Red.es se incrementaría notablemente si hubiera una mayor oferta.

Diferentes factores incidieron en el lento desarrollo del comercio electrónico en España, uno de ellos, la crisis de las 'punto com' en el año 2001, que "desprestigió mucho a las empresas que actúan por la red". Prestigio que ayudaron a empeorar los medios de comunicación, con mensajes que relacionaban el comercio electrónico con acciones fraudulentas, criticó Manent.

"Antes de las crisis de las 'punto com', hubo un exceso de confianza en este comercio" también imbuido por los medios de comunicación "que vendieron Internet como El dorado". "La gente creía que introducía su firma en internet y ya estaba todo hecho", cuando el comercio electrónico, como toda técnica de marketing, tienen una características específicas que hay que controlar para ser efectivo.

"A la gente se le vendieron unas falsas expectativas que en España sobre todo fueron muy falsas porque la penetración de la banda ancha era muy cara", además de no cubrir todo el territorio. "¿Cómo puede desarrollarse una ciudad sino tiene carreteras, autopistas y conexiones?", cuestionó Manent.

De hecho el cambio de tendencia en el comercio electrónico empezó a producirse a partir de 2003, cuando empieza a incorporarse y abaratarse relativamente las conexiones ADSL.

Aunque advierte Manent: "El ratio de velocidad de la red que tenemos en España frente al de Japón, es de uno a cuarenta o cincuenta. Ellos no van en autopista ellos van en nave espacial".

España sigue teniendo una red "muy cara" y deficiente, en comparación con otros países competidores. Eso tiene un efecto directo en la capacidad del país para su desarrollo económico, pero tienen también un efecto cultural, "mucho más estructural y estratégico de país".

"Hoy en día la gente no compra enciclopedias: el conocimiento está en Internet". Unas redes caras y de inferior calidad "penaliza el acceso al conocimiento y a la información de la generación que viene detrás y que tiene que empujar".

Esta generación, que está "completamente internetizada", es otro de los factores para la eclosión del comercio electrónico. "Hasta ahora no nos lo creíamos, muchos empresarios no tenían claro que fuera a ser el futuro".

Cada vez se diversifican más los productos que se venden en internet. "Esta funcionando, la gente compra ropa, ordenadores" y otros productos que hace años era impensable que se compraran sin acción física.

"La gente compra en internet entre otras cosas porque permite comparar toda la oferta, amplía la oferta independientemente de la situación geográfica". Eso beneficia también al empresario porque "si eres bueno en lo que haces puedes extender tu campo de acción más allá de tu zona geográfica, el abanico se abre".

Los empresarios ya se lo creen, por eso quieren aprender cómo entrar en Internet y las técnicas de marketing. "Hay que saber posicionarse en la red, buscar el público específico, hacer la promoción adecuada, marketing on line, el comercio electrónico es un sector de ventas como cualquier otro, con sus especificidades, que hay que controlar".

Esta es la finalidad de estos cursos prácticos organizados por AECEM, en los que participan responsables de iniciativas comerciales de éxito de empresas que desarrollan toda su actividad por la red como son derecho.com; entradas.com o dvdgo.com.

También participan responsables de las secciones digitales de empresas, cuyas webs han conseguido un éxito y prestigio importante como la Casa del Libro y el Grupo Espasa.

Por último, también participan en las jornadas, responsables de empresas especializadas en asesorar en materia de Tecnologías de la Información y la Comunicación, como Demini o Ideup.