Innova.- Una cooperativa agrícola de Alcañiz (Teruel) instalará una planta de energía solar para producir electricidad

Actualizado 02/09/2007 16:44:12 CET

ALCAÑIZ (TERUEL), 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Cooperativa Nuestra Señora de los Pueyos de Alcañiz (Teruel) va a instalar una planta de energía fotovoltaica en los próximos meses como fuente de financiación alternativa dentro de un proceso de diversificación de la actividad económica, con una inversión de 800.000 euros. La idea comenzó a gestarse en diciembre de 2005.

Para que sea rentable, "se ha firmado un contrato por 25 años con la empresa distribuidora de la red eléctrica en la zona, con un precio de venta subvencionado de 0,44 euros por kilowatio", explicó el el presidente de la cooperativa, Miguel Ángel Vaquero, en declaraciones a Europa Press.

"Ocupará una superficie de terreno de 5.000 metros cuadrados, con placas de 2 metros cuadrados, ancladas al suelo mediante unos seguidores que se moverán siguiendo el sol, para que los rayos incidan siempre perpendicularmente". En total, "la extensión de las placas será de 900 metros cuadrados", prosiguió.

Está previsto que se produzcan "250.000 kilowatios a la hora y podría servir de ejemplo para futuras plantas de energía solar en la zona", indicó el presidente de la cooperativa.

El proyecto se encuentra en la última fase de tramitación y tiene que ser aprobado por el Gobierno de Aragón. "Calculamos que podamos empezar a instalar el campo solar a principios del mes de noviembre y que pueda estar lista para comenzar a funcionar en tres meses", apuntó Vaquero.

CEREALES PARA BIOETANOL.

Éste no es la única contribución de esta cooperativa a las energías renovables, ya que cultivan 400 hectáreas de cebada para la producción de bioetanol en una empresa de Cartagena (Murcia). Para ello, almacenamos los cereales y tenemos una subvención de la Política Agraria Común (PAC) de 45 euros por hectárea, lo que incentiva la producción de cereales", añadió.

"Tampoco descartamos el cultivo de leguminosas, como girasol y colza para la producción de biodiésel, dada la previsión de que se van a instalar dos plantas en Andorra y Calanda", indicó Vaquero.

Sin embargo, para su cosecha "dependemos del desarrollo de la segunda fase del regadío Calanda-Alcañiz, cuyas obras están previstas que concluyan en 2008". No obstante, "antes de implantar estos cultivos, se realizarán ensayos para ver si estas plantas funcionan bien", finalizó.