Más de 15.000 personas disfrutan de la exposición de Salvador Dalí en el Palacio de Sástago

Actualizado 08/12/2014 15:21:51 CET
La exposición dedicada a Dalí ha recibido ya más de 15.000 visitas
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 15.000 personas han disfrutado ya de la exposición 'Salvador Dalí. Imágenes de Historias' en el Palacio de Sástago de la capital aragonesa, desde su inauguración el pasado 2 de octubre. La muestra podrá visitarse hasta el 11 de enero.

En declaraciones a Europa Press, el director del área de Cultura de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), José María Moreno, ha subrayado que en estas cuatro semanas "se han superado las 15.000 visitas" y 58 grupos han concertado un recorrido guiado.

Esta muestra "ha levantado mucha expectación" dado que da a conocer una faceta "no habitual de Dalí, distinta, menos conocida, pero muy interesante y la gente sale muy satisfecha y sorprendida" tras visitar la exposición.

Además, el montaje "está hecho con mucho gusto", desde las obras que se pueden contemplar en el propio patio del palacio al diseño de las salas que "hacen la visita muy cómoda y agradable", ha resaltado Moreno.

Ha recordado que se organizan también visitas guiadas para público en general, en fines de semana, y para grupos de escolares, que "están empezando a venir". En este sentido, ha observado que las obras de Dalí que se muestran son "algo atrevidas", pero a los niños más pequeños "les parecen divertidas" y las explicaciones que reciben son "simpáticas" y sencillas.

'Salvador Dalí. Imágenes de historias' reúne 72 estampas y grabados realizados por el artista. Las obras de esta exposición forman parte de los 'Ciclos literarios de Dalí' de la Fundación Museo de Artes del Grabado y la Estampa Digital, que muestran una faceta desconocida del autor, la de grabador, en la que, al igual que en la pintura, plasmó su personal iconografía y mostró su obsesión por los detalles. En estas estampas, Dalí copió y recreó obras literarias universales según su visión e interpretación.

TRES SERIES

La exposición permite contemplar tres series de estampas realizadas entre los años 1946 y 1974 de tres obras clásicas: 'El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha', de Miguel de Cervantes, 'Los sueños caprichosos de Pantagruel', de Rebelais, y 'Las Fábulas', de La Fontaine, que Dalí adaptó de las ilustraciones que para esas obras hicieron artistas como François Desprez o Jean Grandville.

La serie 'El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha' está formada por 35 estampas que forman parte de la publicación de la obra de Cervantes en Buenos Aires por la editorial Emecé (1957-1958) y cuyo primer volumen de esta edición fue ilustrado por Dalí con diez láminas en acuarela a color estampadas en offset y treinta dibujos en blanco y negro con proceso fotomecánico.

Dalí dibuja un héroe dinámico que plasma en muchos casos solo con su figura, sin artificios ni motivos de fondo. Sus estampas están llenas de expresividad, contrastando la imagen austera y alargada del Quijote con las corpulentas y voluminosas figuras del resto de personajes.

'Los sueños caprichosos de Pantagruel' de Rebelais es una serie de veinticinco litografías en las que Dalí recrea las ilustraciones que Françoise Desprez realizó sobre esta obra para la edición que Richard Breton publicó en París en 1565.

El libro de Rabelais constituye una sátira feroz contra las instituciones más respetadas de su tiempo, todo ello a través de un aire despreocupado, reflejo de su manera personal de entender y de comportarse en la vida. Las 25 láminas que componen esta serie de grabados remiten, a manera de seres monstruosos, a las aventuras burlescas de Pantagruel, siempre bajo la particular visión del artista catalán.

La serie 'Las fábulas de La Fontaine' está integrada por doce estampas en punta seca y aguafuerte. En este caso, Dalí se vuelve a inspirar en los grabados que realizó el francés Jean Ignace Grandville para ilustrar 'Las fábulas' en la edición de 1855.

En esta serie, es posible comparar el grabado de Dalí con la imagen de las ilustraciones de Grandville y así comprobar la fuente inspiradora que el artista catalán utilizó. Para esta serie seleccionó once temas de entre las 240 fábulas de La Fontaine.