3 de junio de 2020
 
Publicado 08/03/2020 17:29:41 +01:00CET

Más de 2.600 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo en Aragón en 2019

ZARAGOZA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2.654 trabajadores se han visto afectados por expedientes de regulación de empleo en Aragón en 2019. Esto supone un 35,3 por ciento más que en el año anterior, según el Instituto Aragonés de Estadística.

Así, en la región se han registrado 693 empleados afectados por expedientes más que en el periodo anterior. Por tipo, 1.048 personas han sufrido despidos colectivos, un 79,5 por ciento más que en año pasado; 1.519 suspensiones de contratos, un 36,7 por ciento más, y 87 reducciones de jornada, en este caso un 67,3 por ciento menos.

Por provincias, en Zaragoza ha habido 2.458 afectados por ERE --881 por despidos colectivos, 1.492 por suspensión de contrato y 85 por reducción de jornada--, en Teruel 123 --100 por despidos colectivos23 por suspensión de contrato-- y en Huesca 73 --67 despidos colectivos, 4 suspensiones de contrato y 2 reducción de jornada--.

El secretario de Política Sindical e Industrial de UGT-Aragón, José de las Morenas, ha achacado el aumento de expedientes en Aragón a la "situación de incertidumbre" económica y de actividad por la que atraviesan las empresas. Ha asegurado que los despidos están "a niveles del año 2013".

"Esto pone de manifiesto la inestabilidad del mercado laboral que tenemos y sobre todo el desequilibrio que se produjo desde el año 2012 con la aplicación de la reforma laboral del Gobierno del PP". En este punto, ha confiado en que el nuevo Ejecutivo "tome medidas" y modifique la legislación laboral.

"Hemos empezado el año con un ERE en Ibercaja, otro en Schindler y en otras empresas con una pérdida importante de empleo. Estamos ante una situación preocupante y dura que no se ajusta verdaderamente con la situación económica que nos venden", ha apostillado.

Para José de las Morenas el trabajador, "la parte más débil", está pagando las consecuencias de "esta inestabilidad e incertidumbre" que las empresas están traduciendo en "medidas de despidos". Ha pedido que el Gobierno PSOE-Unidas Podemos vaya "más allá" que la modificación que han hecho del artículo 52.D del estatuto, en la que han modificado el criterio económico --pasa de considerarse despido objetivo a improcedente-- pero no han declarado la nulidad del despido.

"Para 2020 la tendencias no son buenas, si sumamos un ámbito de desaceleración de la economía y afecciones como puede haber con el miedo que genera el famoso coronavirus, que tiene una incidencia en el sector servicios y en el turismo, la tendencia no es positiva", ha reconocido.

PREOCUPACIÓN

Por su parte, la secretaria de acción sindical de CCOO-Aragón, Sonia García, ha mostrado su preocupación porque los ERE, sobre todo los de extinción, se estén convirtiendo en una fórmula habitual de las empresas para hacer frente a sus problemas económicos, cuando ha considerado que la salida de los trabajadores debería ser la última opción.

El hecho de que se haya convertido en una fórmula tan prioritaria, ha remarcado que se debe a la última reforma laboral. "Si son expedientes de suspensión pueden servir para solventar una crisis puntual, pero los de extinción suponen la destrucción de empleo fijo y eso es muy difícil de recuperar".

Ha considerado que esta situación se podría corregir derogando la reforma laboral. "Los despidos ser la última de las opciones". Ha agregado que, en Aragón, las empresas que más expedientes han presentado han sido las que tienen entre 50 y 249 trabajadores.