Más de 34.000 visitas a la exposición 'Ricard Terré: obras maestras'

Lonja de Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 20:46:03 CET

ZARAGOZA, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

La exposición 'Ricard Terré: obras maestras', sobre la obra de este fotógrafo catalán, ha recibido la visita de más de 34.000 personas desde que abriera sus puertas al público el pasado 21 de junio, en la sala de exposiciones de a Lonja.

La muestra, que podrá visitarse hasta el próximo 1 de septiembre, presenta a través de 122 fotografías la singular y personal mirada artística de Richar Terré, considerado como uno de los grandes renovadores de la fotografía española en los años 50 y 60.

El horario de visita es de martes a sábado, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas, y domingos y festivos, de 10.00 a 14.30 horas. La entrada a la sala es libre y gratuita.

La exposición es la primera colaboración del Festival Internacional de Fotografía PhotoEspaña con el Ayuntamiento de Zaragoza tras el acuerdo alcanzado por ambas partes para que la ciudad sea una de las sedes de celebración del Festival.

La programación de PhotoEspaña 2013, localizada mayoritariamente en Madrid, comenzó el pasado 5 de junio, y se calcula que más de 600.000 personas han tomado parte en las diferentes actividades.

'Richard Terré: obras maestras' permite al visitante acceder al universo visual de su autor, que pese a no haberse dedicado profesionalmente a ese mundo, está considerado como una de las figuras más relevantes, vanguardistas y representativas de la fotografía española de la última mitad del siglo XX.

LA FOTOGRAFÍA DE TERRÉ

Junto a otros compañeros de profesión consagrados como Masats, Miserach o Maspons, su trabajo supuso la ruptura con la ortodoxia fotográfica de los años cincuenta del pasado siglo, sometida a criterios estéticos más propios de otras artes como la pintura o la escultura.

Terré practicaba una fotografía documental, de carácter social, asomada a la realidad de su tiempo y de sus gentes, en la que recurrentemente se representaban celebraciones religiosas, festividades, o ferias, entre otras.

Más allá de esta primera lectura, bajo su obra siempre fluye un componente irónico, desenfadado, hasta humorístico, que revela la profunda empatía humana, hacia el otro, que sentía el artista. Él mismo reconocía esta inclinación, han señalado desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Ricard Terré expuso por primera vez una selección de su obra en París, en 1958, en el marco de una exposición colectiva sobre la nueva fotografía española. Desde entonces y hasta su fallecimiento en 2009, sus fotografías han sido ininterrumpidamente exhibidas en numerosas muestras, individuales y colectivas, y recogidas en antologías y catálogos, a excepción del periodo 1962-1983 en el que interrumpió radicalmente la exhibición de su obra, que no su actividad.

Entre 1997 y 2004 fue corresponsal de la agencia 'Vu' de París y en 2008 recibió en Madrid el Premio Bartolomé Ros a la mejor trayectoria profesional española en fotografía.