Piedratajada (Zaragoza) recupera su noche de ánimas

Noche de Ánimas en Piedratajada (Zaragoza)
COMARCA DE CINCO VILLAS
Publicado 28/10/2018 12:59:52CET

PIEDRATAJADA (ZARAGOZA), 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Noche de Ánimas se celebra de un modo especial en Piedratajada. Así, desde hace un tiempo se ha recuperado una tradición ancestral que se revive de año en año gracias al impulso de un grupo de vecinos de esta localidad zaragozana. Esta propuesta se realiza la noche del 31 de octubre, a partir de las 24.00 horas.

En ese momento, se apaga el alumbrado público de la localidad y sale a la calle un grupo de vecinos --solo hombres-- ataviados con capas blancas. El grupo tan solo se acompaña de la luz de un candil. Mientras, las campanas tocan a difuntos, un toque peculiar y característico de este municipio, triste y pausado, según ha explicado la Comarca de Cinco Villas en una nota de prensa.

El grupo de vecinos, al son de las campanas, va cantando por las calles una copla específica sobre las ánimas, en las que se "pide por ellas y se reza", ha indicado el artífice de la recuperación de esta tradición en Piedratajada, Jesús Cazo.

Este grupo de personas va acompañado de un 'jefe', que es el que porta un gran bastón que lleva un hierro en la punta que, al andar, produce un ruido seco y fuerte. Otro de los participantes porta a una campanilla que también suena en su recorrido. A estos sonidos se suman los de los picaportes de las casas, que la comitiva va haciendo sonar a su paso.

Cuando un picaporte suena, el grupo se para e invita a rezar para aliviar las almas (en pena o no) de los vecinos fallecidos. De vez en cuando, el grupo se para y rezan un Padrenuestro y un Ave María. Es un ritual en soledad, "la gente no sale de casa, ni los acompaña, es como si fuera un pueblo fantasma. Todo el mundo mira por la ventana", ha comentado el alcalde de Piedratajada, José Antonio de Sus, al afirmar que el ritual "sobrecoge. Da mucho respeto".

La Noche de las Ánimas es una "tradición que se recuerda de siempre en el pueblo y que se recuperó hace unos años, tras 60 años sin llevarse a cabo", ha detallado Cazo. Es algo "peculiar de esta localidad y para muchos totalmente desconocida, porque solo se hace aquí".

De ahí, "la importancia de haberla recuperado, porque algo tan tradicional no puede caer en el olvido", ha remarcado este investigador que publicó hace unos años un libro en el que recoge las tradiciones de su pueblo.