QuirónSalud Zaragoza adapta instalaciones para garantizar seguridad y confort de pacientes y trabajadores

El director gerente de los Hospitales Quirónsalud Zaragoza, Miguel Ángel Eguizábal.
El director gerente de los Hospitales Quirónsalud Zaragoza, Miguel Ángel Eguizábal. - IRENE SAVIRÓN / SAVIRONI - Archivo
Actualizado: miércoles, 22 abril 2020 13:07

ZARAGOZA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo QuirónSalud en Zaragoza ha adaptado sus instalaciones para garantizar la seguridad y confort de sus pacientes con motivo de la pandemia del coronavirus, con dos circuitos diferenciados para atender, por un lado, a personas con sospecha de sufrir COVID-19, y, por otro, al resto, desde que se decretó el estado de alarma. Además, está implementado nuevas medias una vez que la presión asistencial por la nueva patología se ha aminorado.

Entre otras cosas, QuirónSalud va a potenciar las consultas telemáticas --a través del teléfono y de videoconsultas-- y va a modificar los tiempos asignados por consulta para asegurar que se cumplen las medidas de distancia entre pacientes en las salas de espera, ha explicado el director gerente de los Hospitales Quirónsalud Zaragoza, Miguel Ángel Eguizábal.

En declaraciones a Europa Press, ha detallado que desde que empezaron a recibir los primeros pacientes con COVID-19 "instauramos dos circuitos", uno para los casos sospechosos de sufrir esta enfermedad y otro para el resto, tanto en Urgencias, hospitalización, Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y quirófanos.

"Eso significa que desde la entrada en Urgencias, se daba mascarilla y gel hidroalcohólico en caso de sospecha y el paciente pasaba a un circuito especial para ser atendido", ha relatado.

Miguel Ángel Eguizábal ha comentado que primero se actuó en Urgencias, que es la "puerta de entrada" y después se diseñó una planta COVID con medidas de aislamiento especiales y capacidad para hasta 24 personas ingresadas, al tiempo que se habilitó una UCI específica con posibilidad de atender hasta siete pacientes y otra para el resto de enfermos.

En la planta COVID, no se permitió el acceso a los familiares y se adoptaron medidas de protección específicas tanto para trabajadores, como pacientes. También se destinó un ascensor para los flujos de atención del coronavirus y otra para el resto.

PACIENTES ATENDIDOS

Eguizábal ha precisado que el centro ha llegado a tener hasta siete pacientes con la COVID-19 en UCI y hasta 24 en planta. En total, ha atendido a 92 personas con sospecha de COVID, de los que 55 han resultado ser positivos, tras realizarles la prueba PCR y 12 han estado ingresados en la UCI. Este miércoles, hay un paciente en UCI, cuatro en planta y dos pendientes de confirmación.

Los enfermos derivados desde la sanidad pública han sido tres, en concreto, para su ingreso en la UCI. Por lo que se refiere a las pruebas PCR, la tomas de muestras se ha realizado en este centro y las pruebas en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

QuirónSalud, por decisión corporativa, ha hecho test rápidos de anticuerpos fiables a todos sus trabajadores "para su mayor tranquilidad" y con el objetivo de evitar contagios, ha apuntado el director gerente. La mayoría han dado negativo. Las medidas de protección se han facilitado no solo a los sanitarios, sino también a celadores y personal de limpieza, también en las zonas no COVID.

El Hospital QuironSalud del Paseo Renovables de Zaragoza cuenta con 104 camas de hospitalización y ocho de UCI y junto con el hospital de día QuironSalud La Floresta --de consultas externas y cirugía mayor ambulatoria-- suman 450 trabajadores laborales y 350 médicos colaboradores.

El director gerente ha precisado que la atención de la COVID-19 ha hecho necesario "reforzar" personal, con la contratación de especialistas en medicina interna y de UCI, de enfermería y auxiliares, que "se van a mantener".

Así, en la UCI hay dos médicos las 24 horas del día y una enfermera por cada dos pacientes con respirador. En Urgencias, se han duplicado los equipos formados por médico, enfermera y auxiliar. El personal está diferenciado de forma que los que atienden las zonas COVID no trabajaban en las no COVID y viceversa.

NUEVA ÉPOCA

El director gerente de los Hospitales Quirónsalud Zaragoza ha manifestado que en estos momentos trabajan para "normalizar la situación", dentro de las circunstancias de esta "nueva época". Al respecto, ha indicado que en estos últimos días se ha observado una tendencia a la baja, en forma de meseta, de nuevos casos, aunque algunos días haya fluctuaciones.

Eguizábal ha señalado que su objetivo es "la máxima seguridad, máxima amabilidad y confortabilidad para que podamos hacer sentir cómodo al paciente, atenderle de forma adecuada y con todas las medidas de seguridad", también a los profesionales.

Con esta finalidad, se van a implementar nuevas medidas desde la semana que viene, aunque algunas ya están aplicándose, como que todos los pacientes, a la entrada del hospital, van a recibir una mascarilla y se les va a pedir que se laven las manos con gel hidroalcohólico.

En los espacios de consultas externas, habrá una distancia de seguridad entre los pacientes y ya se les ha indicado que deben acudir solos y, en caso de no ser posible, acompañados de una única persona.

Igualmente, se va a "exigir una máxima puntualidad" tanto por parte del facultativo, como del paciente para "evitar la aglomeración en las zonas de espera". Con este mismo propósito, los tiempos de consulta se van a alargar y los facultativos deberán decidir si serán de diez o 15 minutos y, una vez fijados, habrán de cumplirlos.

Por otra parte, en todos los puestos de admisión se va a contar con mamparas protectoras "que permitan la seguridad de paciente y trabajador".

El director gerente ha señalado, asimismo, que se está "potenciando" la consulta telefónica y videoconsulta con las garantías de una información "óptima" a través de la historia clínica digital. "Han venido para quedarse en el entorno sanitario", ha sostenido, para apuntar que se están haciendo actualmente entre 250 y 300 diarias por vía telemática.

EVOLUCIÓN

Eguizábal ha aclarado que durante un tiempo habrá que convivir con pacientes COVID, si bien ha considerado difícil prever cuál va a ser la evolución de la pandemia.

En su caso, están "en vigilancia permanente" porque su "obligación" es "ser absolutamente dinámicos en la evaluación de la situación" para adaptarse a ella "con la mayor celeridad posible", garantizado "la seguridad y confortabilidad de pacientes y trabajadores", así como un entorno "amable".

Por otra parte, ha subrayado la buena coordinación con el Servicio Aragonés de Salud, que "ha estado a nuestra disposición ante cualquier necesidad, igual que nosotros con ellos".

El director gerente también ha querido expresar su gratitud a todo el personal de QuirónSalud, a pesar de la carga de trabajo ya que "sin la implicación de todos esto no se puede hacer". "Estoy orgulloso del desempeño profesional, entrega y cariño de todos los trabajadores durante este tiempo", ha dicho.

Leer más acerca de: